51 motoristas perdieron la vida durante las vacaciones estivales

María Seguí presentó el balance de la siniestralidad de este verano, donde las víctimas en accidentes de tráfico experimentaron un ligero incremento del 2%. Pese a que el número de fallecidos se redujo tanto en turismos como en furgoneta, el mayor incremento lo protagonizaron las motos y los ciclomotores.

Concluye el verano y toca conocer los datos del balance de siniestralidad de verano presentados por la Directora de la Dirección General de Tráfico, María Seguí. Los resultados no han sido buenos, ya que el número de víctimas mortales en las carreteras españolas se incrementó en un 2%, pasando de 220 fallecidos a 225. Una diferencia mínima que tampoco debería suponer ninguna alarma, ya que los registros son prácticamente idénticos.

Sin embargo, echando un vistazo a la variación entre los diferentes tipos de vehículos observamos una serie de datos preocupantes en el mundo de las dos ruedas. Mientras que tanto los turismos como las furgonetas tienen menos víctimas, en el caso de los accidentes de moto, la cifra ha pasado de 39 a 51, lo que supone un aumento del 30% con respecto al mismo período de 2014.

Los 1.500 nuevos radares móviles de la DGT Radares-moviles_1

La cosa no queda ahí, ya que también los ciclomotores han sufrido una importante subida en su accidentalidad, pasando de 2 víctimas mortales a 9, o lo que es lo mismo, un aumento del 250%. Unas cifras bastante preocupantes, de las que hay que extraer 4 víctimas que circulaban sin casco.

Desde la DGT aseguran que el incremento de la siniestralidad se debe a que en 2015 se han producido más desplazamientos, en concreto un 3,4% más. A su vez, el número mayor de accidentes (85%) tuvieron lugar en las carreteras secundarias, mientras que en autopistas se produjo un descenso del 28 por ciento.

¿Cuánto margen existe con los límites de velocidad? Limites-de-velocidad_1

Entre los principales motivos que explican este incremento está el de la antigüedad del parque móvil. En el caso de las motos, aquellas que han estado implicadas en accidentes mortales tenían 14,2 años de media de edad. Desde el sector de las dos ruedas se reclaman más ayudas para incentivar la compra de nuevas motocicletas que ayuden a reducir esta media tan elevada.