Continental y Motoviajeros nos lleva de viaje en moto hasta Chamonix, a los pies del Mont Blanc

Gracias a la colaboración de Continental y Motoviajeros, podemos revivir un viaje en moto inolvidable a Chamonix, la localidad que queda a los pies del Mont Blanc, el gran ‘Dragón Blanco’. ¡No te pierdas esta vivencia!


Chemin de la Ch’na. Un hilo de asfalto hecho calle bajo la inmensidad del Mont Blanc. Es la ubicación de un hotel joven que respira montaña, como todo aquí. El escenario es arrebatador. Enfrente, más allá del glaciar de Bossons y las nubes que lo blindan, se levanta majestuoso e imponente el viejo techo de Europa –o mejor dicho de la Unión Europea, para que no se nos ofenda el Elbrus-. Son 4.810 metros que representan el inicio del alpinismo y la razón de ser de Chamonix y su valle. El 8 de agosto de 2018 se cumplirán 232 años desde su primera ascensión. Aquel lejano día de 1786, Jacques Balmat y Michel Gabriel Paccard subieron hasta la cumbre de una montaña considerada hasta entonces “maldita”, cubierta siempre de un halo de supersticiones y leyendas.

Llegar en moto hasta los pies de este gigante tiene también algo sagrado. No por lo que se vive por fuera, que también, sino por las emociones que se experimentan por dentro. Chamonix es un lugar de peregrinaje. Todos contemplamos extasiados la pared montañosa que sube hasta el cielo, y recorremos sus calles y plazas cubiertas de flores ornamentales y sueños que a veces quedan truncados para la eternidad…………

Leer más en el blog de Continental Moto España…