Preparación al extremo de una Vespa para correr en el salar de Gairdner

El equipo de carreras de Vespa Australia ha construído esta pequeña bestia sobre una Vespa para orrer en las llanuras saladas de Gairdner, en el Concurso de la Semana de la Velocidad de Australia... aunque todo empezó como vehículo de apoyo.


El equipo de carreras Vespa Australia ha decidido ir al lago seco de Gairdner para participar en la Semana de la Velocidad con el objetivo de registrar la máxima velocidad de una Vespa sobre un salar. Se trata de un festival similar al celebrado en Bonneville (USA), donde todos los aficionados a la velocidad en el continente de Oceanía acuden para buscar sus mejores registros.

Lo mejor de este proyecto "Vespa Dirty Sprint" es que comenzó con la necesidad de un vehículo de apoyo para el equipo, ya que las distancias a recorrer allí son bastante largas, incluso dentro del lago o del complejo. Para ello eligieron una Vespa... que acabó transformándose en esta bestia. Lo que sería uan "pit bike" o una simple vespa, fue adquiriendo fuerza a medida que iban mejorando pequeños aspectos necesarios para el buen funcionamiento de la misma. En este camino por mejorar elementos básicos.. acabó yéndose de las manos.

La construcción de esta Vespa Dirty Sprint fue una colaboración entre un taller de Melbourne que se dedica a la personalización y preparación de motos, junto con Supacustom y Vespa Australia.

Esta Vespa Dirty Sprint conserva poco respecto la Vespa original. Se ha cambiado el chasis, suspensiones y motor. Ahora el sistema de admisión cuenta con un triple filtro de aire Unifilter que sobre sale hacia arriba por el suelo de la Vespa y cuenta con un motor de 3 válvulas. El escape está hecho a medida en titanio, que también está posicionado "al revés" con la salida hacia delante debido a la falta de espacio según argumentan desde Supacustom.

Además, el chasis ha sido modificado buscando mayor rigidez, con una viga transversal desde la parte delantera hasta el asiento del piloto. Las suspensiones se han elevado con unos amortiguadores de la casa Bitubo, completamente ajustables y regulables. El asiento de esta Vespa ha sido fabricado en fibra de carbono y cuenta con llantas de 12". Una pequeña gran bestia, que hará correctamente su función de vehículo de apoyo mientras bate algún récord que otro.

Deja un comentario

Volver a la home