¡Nueva marca en el enduro excursión!

Vertigo está trabajando en una nueva moto de calle con aspiraciones de enduro-excursión y reminiscencias del trial, campo del off-road donde ya está cosechando interesantes éxitos a pesar de su corta vida.


La joven marca española especializada en trial lleva una interesante trayectoria, ya que inició sus operaciones en 2014, y a día de hoy Vertigo ya se ha establecido como una marca muy capaz en las competiciones de nivel mundial. No en vano, el legendario Dougie Lampkin se subió a una Vertigo para ganar por 13ª vez los Scottish Six Days de Trial y en el Mundial de Trial ya cosecha varios podios en diferentes categorías.

Además de los retos habituales de la empresa, parece que llegan nuevos objetivos con el registro de unas patentes que le hacen ir más lejos en el mercado de la moto. Según los diseños desvelados por los compañeros de CycleWorld, Vertigo está preparando una moto de calle. No es la primera vez que oímos hablar de esto, ya que la firma española ya mostró en 2015 un prototipo denominado Vertigo Ursus, una robusta moto de estilo naked pero con motorización monocilíndrica de 350-450 cc y transmisión de scooter y otras posibles variantes (híbrida, bicilíndrica de mayor cubicaje...), aunque no se ha vuelto a oír hablar del proyecto.

Sin embargo, ahora salen a la luz estas imágenes de ordenador donde sí es cierto que Vertigo propone un diseño un poco más convencional, con chasis multitubular muy similar al que suele utilizar la marca. El estilo general de la moto es mucho más ligero que la Ursus. Se acercan al mundo del enduro por sus proporciones, pero sin ser tan 'crossera' de estética y aplica reminiscencias del trial. Rápidamente no hemos podido evitar pensar en la Montesa 4Ride, con una estética mixta, ergonomía de enduro y ciertas capacidades off-road para hacer excursiones de ciertas ambiciones.

El motor parece un monocilíndrico de pequeñas dimensiones refrigerado por agua además de contar con marchas de moto convencional (no scooter como la Ursus). Llama la atención el pequeño tamaño del monodisco de freno delantero con pinza de doble pistón, lo que sugiere que sería una moto de bajas velocidades, igual que el basculante trasero, que podría ser de aluminio en vez de acero para primar la ligereza. El escape queda oculto casi al completo tras el asiento y el panel lateral. El diseño cuenta con elementos de homologación como los faros e intermitentes o el porta-matrícula. Sólo faltan los retrovisores.

¿Será sólo un ejercicio de diseño o de verdad hay proyectos de desembarcar en las motos de calle convencionales? El tiempo lo dirá. En cualquier caso, ¡mucha suerte para Vertigo!

Deja una respuesta

Volver a la home