Primera jornada pasada por agua en Magny-Cours

Michael VD Mark cierra al frente de la tabla de tiempos una lluviosa jornada de libres en Magny-Cours. Rea, el más rápido del FP2 (séptimo en la combinada) ha protagonizado una salvada espectacular en el segundo entrenamiento.


Jornada de entrenamientos libres pasada por agua en el circuito de Magny-Cours, escenario de la antepenúltima cita del Mundial de Superbike 2019. El trazado francés acoge la primera opción matemática de Jonathan Rea para llevarse su quinto título, ya que el norirlandés cuenta con 91 puntos de ventaja sobre Álvaro Bautista.

En una jornada que ha estado en todo momento marcada por la lluvia, Michael VD Mark ha acabado como el más rápido gracias al tiempo con el que ha liderado el FP1. El holandés dominó el primer libre con un registro de 1:51.852, con Haslam segundo y con Melandri, Mercado y Baz completando el top 5. Uno de los detalles más significativos del FP1 fue que tanto Álvaro Bautista como Jonathan Rea se fueron al suelo. En el caso del español, fue en su primera vuelta lanzada en un circuito en el que este viernes rodaba por primera vez. Rea acabó séptimo en el entrenamiento matinal, con Bautista 13º.

Por la tarde, la lluvia ha sido aún más fuerte, lo que ha provocado que sólo 15 pilotos salieran a pista. Entre los cinco que se han quedado en boxes estaba el propio VD Mark, que pese a todo cierra el día en lo más alto de la clasificación combinada de tiempos. También se ha quedado en el garaje durante todo el entrenamiento Álvaro Bautista, al igual que su compañero Chaz Davies.

El FP2 lo ha dominado Jonathan Rea con un registro de 1:54.548, casi tres segundos más lento que el registro con el que VD Mark había liderado el primer entrenamiento. Tras el norirlandés han acabado Sykes, Haslam, Kiyonari y Baz.

Pero quizá lo más destacado de esa segunda sesión de libres ha estado en la tremenda salvada que ha protagonizado Jonathan Rea en los minutos finales del entrenamiento. Saliendo de la curva 3, con una pista totalmente empapada, el cuatro veces Campeón del Mundo ha estado a punto de salir 'por orejas'. Ha conseguido evitar un highside casi cantado. Aquí tienes el vídeo de ese momento: