La Yamaha con el nuevo motor de 2020 ya está en pista

Valentino Rossi ha probado este lunes un primer prototipo de la Yamaha YZR-M1 con el motor de 2020 durante el test de MotoGP que se está celebrando en Brno.


Pese a que no han pasado ni 24 horas desde que Marc Márquez cruzó la línea de meta como ganador del GP de la República Checa, la actividad no ha cesado en el circuito de Brno, donde aún continúan todos los equipos y pilotos de MotoGP afrontando una importante jornada de test oficiales de cara a la segunda mitad de temporada... y también ya pensando en 2020.

Lo que más expectación ha despertado en este aspecto es que Yamaha ya ha empezado a trabajar en un primer prototipo de la moto del año que viene y que tanto Valentino Rossi como Maverick Viñales disponen de él en esta jornada de test en Brno. La gran novedad de esta primera versión de la Yamaha YZR-M1 de 2020 es que cuenta con un nuevo motor, el punto en el que la firma de los tres diapasones más ha de trabajar para hacer frente al pobre bagaje que arrastran en las tres últimas temporadas.

Como el desarrollo del motor actual está congelado una vez empieza la temporada, Yamaha se ha puesto ya manos a la obra de cara al próximo año con este nuevo propulsor con el que esperan limar los problemas de velocidad punta y de tracción que han abierto una brecha importante respecto a marcas como Honda, Ducati e incluso Suzuki.

Valentino Rossi, que ayer acabó sexto en Brno, se mostraba satisfecho de contar ya en agosto con este primer prototipo de la moto del año que viene. La situación es muy diferente a las últimas temporadas, en las que Yamaha se durmió más en los laureles: «El año pasado sólo trajeron un guardabarros, así que parece que la situación definitivamente ha mejorado», decía con ironía en declaraciones que recoge el portal italiano GPone.com.

«Vamos a tener un nuevo motor para 2020 y también algo más de material. Nuestro principal problema este año es la velocidad máxima y tener más aceleración. Estamos lejos de los mejores en las rectas y tenemos que mejorar. No espero mucho de mañana (por hoy). Es sólo un primer desarrollo, pero estaría contento incluso con una pequeña mejora», añadió el italiano sobre las pruebas de este lunes.

Por su parte, Maverick Viñales dijo que no iba a probar la moto de 2020 aunque ya estuviese disponible en Brno y que prefería centrarse en mejorar la moto de este para lo que queda de temporada. Sin embargo, sus palabras parece que se deben más al enfado por una carrera en la que no pudo pasar de la décima plaza tras tener bastantes dificultades en adelantar por problemas de tracción y falta de velocidad punta. Está previsto que el de Rosas también pruebe esta nueva moto.

El primero en estrenar la versión de 2020 con el nuevo motor ha sido Valentino Rossi, que ha dado varias vueltas en una de sus primeras salidas a pista y que parece que tratará de sacar el máximo partido posible a este primer día con el prototipo del año próximo, aunque sin perder de vista el desarrollo actual de cara a las nueve carreras que faltan para el final de temporada. Esta semana, además, llega Austria, una de las mayores pruebas de fuego para Yamaha y donde, a priori, no se espera que estén luchando por los primeros puestos si nos atenemos a los precedentes.