Rossi compartió pista con Bagnaia, Bezzecchi y parte de la Academy

Valentino Rossi volvió a ponerse a los mandos de su Yamaha R1 GYTR VR46 Tribute para rodar en Portimao, donde estuvo con varios de los pilotos de la VR46 Riders Academy. Pecco Bagnaia fue el más rápido, logrando un sorprendente 1:43.286 con una Ducati Panigale V4 S.


Pese a que después de retirarse de MotoGP enfocó su trayectoria hacia las cuatro ruedas, Valentino Rossi vuelve a ponerse a los mandos de una moto siempre que tiene la ocasión. Y más teniendo en su garaje la flamante Yamaha R1 GYTR VR46 Tribute que le regaló la marca de los diapasones como homenaje tras su retirada, una auténtica joya con la que de vez en cuando Rossi vuelve a rodar en compañía de sus pupilos de la VR46 Riders Academy.

Después de su reciente podio en coches en su estreno con BMW en las 24 Horas de Dubai, Valentino Rossi volvió a reunirse con los suyos y pusieron rumbo a Portimao para rodar con motos de serie. Allí, Pecco Bagnaia deslumbró quedándose a sólo 4,5 segundos de su récord de MotoGP con una Panigale V4 S de serie (con muy pocas modificaciones), lo que denota el gran nivel al que se encuentra el vigente campeón de la categoría reina, que de hecho portó ya el #1 en su moto de producción.

Bezzecchi se quedó muy cerca del llamativo 1:43.286 de Bagnaia, con Morbidelli a más de medio segundo de ambos. En dicho test también estuvieron otros pilotos como Luca Marini, Celestino Vietti o Johann Zarco, además del piloto de SBK Axel Bassani.

Cabe recordar que fuera del periodo de Grandes Premios y test oficiales los pilotos de MotoGP tan sólo pueden utilizar motos de serie, cuyas modificaciones están también limitadas. Por tanto, los pilotos de la VR46 Academy rodaron en Portimao con las motos que habitualmente utilizan en Misano, el que suele ser su cuartel general para estos entrenamientos privados.

pecco bagnaia test portimao

Bagnaia, rodando en Portimao. (Foto: RRSS Pecco Bagnaia)

Rossi vuelve a divertirse


Valentino Rossi tampoco se quiso perder este trackday con sus pupilos y se llevó su Yamaha R1 GYTR VR46 Tribute, un modelo prácticamente derivado de la Yamaha del Mundial de Superbike: carenado en fibra de carbono, frenos Brembo, suspensiones Ohlins, escape Akrapovic, centralita ECU REX 140 Marelli, depósito de 22 litros... y hasta decoración especial realizada por su inseparable diseñador, Aldo Drudi.

Después de un productivo día de entrenamiento en Portimao, que le sirvió para retomar el contacto con las dos ruedas, Valentino Rossi compartió a través de sus redes sociales este vídeo sobre cómo fue su jornada en Portimao, donde según los tiempos que se filtraron, no acabó cerca de los registros marcados por los Bagnaia, Bezzecchi y compañía.