El de Yamaha puso el broche a la pretemporada con el quinto puesto a seis décimas de Jorge Lorenzo, pero un buen feeling sobre su M1, con la que demostró tener un ritmo muy competitivo de cara a la primera prueba del Mundial de MotoGP 2016. El comportamiento de los Michelin en distancias largas será una de las incógnitas con las que lidiar en los primeros Grandes Premios del año, por lo que Rossi advierte de que el final de carrera en Qatar será complicado para todos.

Quinta posición para Valentino Rossi en los test de Qatar. El piloto del Movistar Yamaha concluye la pretemporada siendo uno de los pilotos más constantes, ya que ocupó los primeros puestos en Sepang, en Phillip Island e hizo lo propio en Losail. El italiano sufrió una nueva caída sin consecuencias en la curva 10, algo que le hizo perder media hora durante la jornada, pero sus conclusiones fueron buenas al término de los test tanto con su tiempo de vuelta como, sobre todo, con su ritmo: «Al final estoy muy satisfecho. Desafortunadamente, he tenido otra caída en la misma curva en la que me caí en la primera jornada, pero ha sido pequeña. En la última hora y media hemos mejorado la puesta a punto, he tenido un buen ritmo y he hecho un buen ataque a los tiempos. El tiempo que he conseguido no es malo y lo más importante es que he hecho una simulación de carrera en la que he sido fuerte».

Crónica y clasificación de la última jornada
Test Qatar 2016: Jorge Lorenzo cierra la pretemporada por todo lo alto

El italiano llega bien preparado a la primera cita de la temporada, aunque advierte de la competitividad que puede haber dentro de dos semanas en el GP de Qatar. «Creo que hay muchos pilotos que pueden ser rápidos en la primera carrera, aunque lo importante es que nosotros somos competitivos. El problema ha sido que la pista ha mejorado día a día y esto ha hecho que el estrés sobre el neumático delantero haya aumentado, así que hemos tenido que hacer cambios. Creo que las últimas cinco vueltas de carrera serán difíciles para todos, pero la moto es competitiva, por lo que somos capaces de mantener un buen ritmo», concluía el nueve veces Campeón del Mundo.


Te puede interesar