Valentino Rossi destaca la igualdad que ha habido en Sepang, aunque no se va del todo contento

La satisfacción de Valentino Rossi en las dos primeras jornadas de test en Sepang ha dado paso a las dudas en la última de ellas, en la que ha sido octavo tras subir varias posiciones en su última salida a pista. Han encontrado algunos problemas que no saben por qué se han producido. «Por el momento, la Ducati es la mejor moto», dice el italiano.


Sensaciones agridulces para Valentino Rossi y para Yamaha al término de los test de MotoGP 2018 en Sepang. Las cosas arrancaron muy bien el domingo y siguieron aún mejor el lunes, cuando los dos pilotos oficiales de la marca japonesa acabaron primero y segundo, separados únicamente por 35 milésimas. Rossi, segundo en la segunda jornada, no ha podido corroborar esas sensaciones positivas en el cierre de los test, un problema que también ha tenido Maverick Viñales.

Rossi ha terminado octavo hoy y noveno en la clasificación combinada de los test al no poder mejorar el tiempo que marcó en la segunda jornada. De hecho, sólo él, Viñales, Aleix Espargaró y Bradley Smith no lo han conseguido. Los tiempos no salían. Así las cosas, después de las buenas noticias de los dos primeros días, Yamaha vuelve a tener la mosca detrás de la oreja: «No sabemos con exactitud qué ha sucedido, pero no es la primera vez que pasa. En los test de noviembre en Valencia, por ejemplo, sin tocar nada de un día a otro cambiaba todo. Hoy hemos rodado con la misma moto que ayer, con la misma puesta a punto y también con los mismos neumáticos, en el sentido de que eran igual que ayer, pero los resultados no han sido lo que hubiera esperado», afirmaba con estupor el piloto italiano en declaraciones que recoge GPone.com.

No obstante, para Valentino han sido «tres días positivos» y ha querido recalcar que «no es que esté preocupado, pero quiero entender por qué pasan a veces ciertas cosas». Sobre el gran tiempo de Lorenzo, que ha batido el récord absoluto del circuito, Rossi destaca que «Lorenzo ha hecho un gran trabajo y sin duda es competitivo, porque probablemente en este momento la Ducati es la mejor moto. Pero veo sobre todo una situación muy equilibrada en cuanto a ritmo de carrera; los 7 u 8 primeros tenemos un ritmo similar. Si la carrera fuese mañana, en cabeza habría un grupo del estilo Moto3, pero lo más importante es que nosotros también estaríamos en la lucha», zanja el de Tavullia, que ha concluido en la clasificación combinada de los tres días a casi seis décimas de Lorenzo, pero con buenas sensaciones en cuanto a ritmo de carrera.