«Será difícil mantener el ritmo en carrera»

El piloto italiano ha concluido en cuarta posición la segunda jornada de los test de pretemporada que tienen lugar en Phillip Island, Australia. Rossi se ha quedado a 273 milésimas del mejor registro, obra de Maverick Viñales; y a tan solo media décima de su compañero Jorge Lorenzo.

Después de una primera jornada un tanto infructuosa por las inclemencias climatológicas, Valentino Rossi se ha mostrado encantado con la llegada del buen tiempo al trazado oceánico; que le ha permitido seguir el plan de trabajo previsto y evolucionar positivamente sus sensaciones sobre la M1.

«Nos sentimos afortunados y contentos, porque ha llegado el verano y hemos podido trabajar en las motos y entender más cosas, especialmente sobre los neumáticos. Sinceramente, hoy estoy muy satisfecho porque desde por la mañana hasta el final he sido rápido y competitivo y he estado entre las primeras posiciones», reconoció ‘Il Dottore’.

«También he tenido un buen ‘feeling’ con la moto y he sido capaz de mejorar de la mañana a la tarde, tanto el ritmo como los tiempos de vuelta. Lo único para lo que no hemos tenido tiempo es para comparar las dos motos; lo haremos mañana, contando con tengamos buen tiempo como hoy», deseo el actual subcampeón de MotoGP.

«Sobre todo lo demás estoy satisfecho, ya que tengo buen ritmo y mi mejor tiempo es bueno. He acabado en cuarta posición, pero los cuatro primeros son cuatro pilotos que hoy han sido más competitivos y los tiempos son cercanos, así que estamos delante. Seguro que será difícil mantener el ritmo en carrera, simplemente porque tenemos menos ayuda electrónica y tendremos que trabajar más con el cuerpo y el acelerador», sentenció Valentino Rossi en una clara mejora de las sensaciones respecto a la jornada anterior.