El TAR desestima las denuncias de los vecinos

Pese a las quejas y la demanda de varios vecinos de Tavullia por el ruido y el polvo que produce el Ranch de Valentino Rossi, el Tribunal Administrativo Regional le ha dado la razón al piloto italiano y ha desestimado el recurso.



El VR46 MotoRanch no peligra, al menos por el momento. Hace poco más de un mes se conoció que tres vecinos de Tavullia habían presentado una demanda colectiva para pedir el cierre del Ranch molestos por el polvo y el ruido que generan el circuito, considerando además que existían irregularidades en su construcción.

Sin embargo, las quejas han sido desestimadas por el Tribunal Administrativo Regional (TAR), que ha considerado denuncia colectiva como «parcialmente declarada inviable, parcialmente inadmisible y parcialmente rechazada», en parte por la falta de documentos necesarios que pudieran respaldar el recurso.

Los jueces del TAR han rechazado la denuncia y han presentado un informe de 19 páginas en el que también se recoge que ‘Test Track’, la sociedad propietaria del terreno, no cometió ninguna irregularidad en lo referente al permiso de construcción, y que ni el nivel de ruido ni las horas de funcionamiento del Ranch exceden los límites impuestos, un información que adelanta ‘Il Resto del Carlino’.

Además, desde el municipio de Tavullia se ha considerado la importancia de contar con unas instalaciones de este tipo, ya que puede «producir importantes beneficios económicos y de imagen para la comunidad local». Así pues, la sentencia es bastante positiva para Valentino Rossi, aunque el caso no está del todo cerrado, ya que los tres vecinos que han seguido adelante en todo este proceso aún pueden apelar al Consejo de Estado.