Desde Italia apuntan que podría ayudar en el desarrollo de la R1 de Superbike

2015 está siendo un gran año para Yamaha. Refiriéndonos al apartado deportivo, la marca de los diapasones se encuentra pletórica, puesto que han conseguido el título de MXGP y están dominando con claridad en MotoGP, donde Valentino Rossi y Jorge Lorenzo se juegan el título de pilotos y la marca tiene prácticamente asegurado el de constructores.

No sólo está siendo un año fantástico a nivel internacional, ya que en otros certámenes a nivel europeo -FIM CEV- y nacional -MotoAmerica y BSB-, Yamaha está deslumbrando con la nueva joya que ha salido a la luz este año: la nueva Yamaha YZF-R1. Cameron Beaubier ganó el título de MotoAmerica con la nueva R1 por delante de su compañero Josh Hayes, y ambos se repartieron todas las victorias en juego; en el FIM CEV es Carmelo Morales quien camina con paso firme hacia el título europeo de Superbike con la R1M, mientras que en el BSB Josh Brookes también comanda la clasificación con la motocicleta japonesa.

Es por ello que Yamaha, tras un año de adaptación que podemos denominar como sobresaliente, está preparando con mimo su regreso al Mundial de Superbike con la nueva YZF-R1. A falta de confirmación oficial, los últimos rumores dan por sentado que la fábrica de Iwata volverá con Sylvain Guintoli y Álex Lowes como pilotos, ambos enrolados en la estructura de Paul Dening, que cambiaría Suzuki por Yamaha.

Para añadir un extra de información jugosa, el periodista italiano Paolo Gozzi ha publicado en La Gazzetta dello Sport un artículo en el que asegura que Valentino Rossi se postula como un probador especial que ayudaría a Yamaha en el desarrollo de la R1 de Superbike, labor suplementaria a su andadura en MotoGP que podría ser bastante valiosa para la marca japonesa y para los dos pilotos que el año que viene se subirán a esta moto. En ese mismo artículo, Gozzi afirma que la marca de snacks Pata podría ser el patrocinador principal del equipo; una empresa que está muy vinculada a Rossi, puesto que patrocina al italiano, a su hermano Luca Marini en el FIM CEV y al piloto de la VR46 Riders Academy, Nicolò Bulega.

A Rossi ya le hemos visto en varias ocasiones a lo largo del año encima de la nueva R1M, moto con la que ha realizado múltiples pruebas en Misano, y sus directrices podrían agilizar bastante el camino hacia las primeras posiciones que buscará Yamaha en cuanto regrese al Mundial de Superbike. En el caso de confirmarse este rumor muy bien fundamentado, Rossi abriría una nueva puerta, quién sabe si a un futuro dentro de Superbike cuando decida poner fin a su etapa en MotoGP. Algo que, por otro lado, tampoco parece que vaya a producirse a corto plazo.