Valentino Rossi: «Espero que Yamaha le ponga más empeño en los próximos meses…»

Yamaha sigue metida en un laberinto en el que el mayor problema es la electrónica, y Valentino Rossi no esconde su frustración con esta situación que les dejó en la quinta posición en Jerez y muy lejos de la cabeza. El italiano ya está 30 puntos por debajo de Márquez en la general del campeonato e insiste que Yamaha tiene que ponerse las pilas para solventar los problemas lo antes posible.


Valentino Rossi acabó muy contrariado el GP de España. El piloto italiano no fue competitivo en ningún momento del fin de semana, al igual que su compañero Maverick Viñales, y finalizó la carrera en quinta posición tras verse favorecido por el incidente triple entre Pedrosa, Lorenzo y Dovizioso. El botín de puntos, tal y como se había desarrollado el fin de semana, no era malo para el de Tavullia, pero su disconformidad era más que evidente y así lo demostró en su comparecencia ante los medios: «Acabar quintos en este fin de semana, teniendo en cuenta las circunstancias, no está mal. Y ese es el problema, que estamos contentos de acabar quintos. Llevo mucho tiempo pidiendo lo mismo a Yamaha, pero no terminamos de resolver los problemas; desde septiembre ya dije lo que había que hacer, pero ya estamos en mayo y no se ha conseguido nada», comentaba tras la carrera Valentino, que volvía a apuntar a la falta de tracción como principal problema, provocado por la electrónica de la Yamaha: «La falta de tracción es un 25% mecánica y un 75% electrónica», añadía el #46.

El piloto italiano insta a Yamaha a que reaccione para solucionar la situación: «Espero que Yamaha le ponga más empeño en los próximos meses y que esto nos permita dar un paso adelante en poco tiempo. Entre un circuito y otro las condiciones cambian, así que esperamos sufrir un poco menos en las siguientes carreras».

Pese a que las cosas volvieron a ir bastante mal en Jerez, la progresión respecto al año pasado fue importante, aunque ni mucho menos la necesaria. Rossi cree que Yamaha ha de volcarse al 100% para reparar la situación lo antes posible: «El año pasado acabamos a 38 segundos y esta vez lo hemos hecho a ocho, pero eso no sirve de nada cuando nuestra posición real es la octava. Para solventar los problemas se necesita tiempo, pero si Yamaha se volcara en ello, cuenta con capacidad para reducir los tiempos de reacción».

El nueve veces Campeón del Mundo valora que no se siente enfado, sino que está «un poco frustrado. Creo que está muy claro lo que hay que hacer, pero por desgracia lo peor es que no hay capacidad de reacción para solucionarlo. Así que pasan las semanas, los meses y las carreras… No digo que después de un año tengamos todavía los mismos problemas porque la moto ha mejorado, pero el paso de los demás ha sido más grande que el nuestro. Estoy convencido de que tenemos el potencial para poner la moto en su sitio, pero necesitamos que se haga rápidamente», expone el de Tavullia.

Rossi no esconde que volverá a hablar con Yamaha para clarificar la situación: «Les diré de nuevo todo lo que pienso y lo que creo que está claro, y espero que mejoremos en algunos meses».