El italiano no descarta su ausencia en Valencia

El incidente de Malasia ha marcado un antes y un después en la temporada 2015, pero podría hacerlo en la historia del Campeonato del Mundo. El título de MotoGP se decidirá en Valencia, donde Rossi llega con siete puntos de ventaja sobre Lorenzo, pero el italiano tendrá que salir desde la última posición en este escenario tras ser sancionado por su acción de hoy sobre Márquez.

El italiano se ha mostrado muy enfadado después de lo sucedido, y no ha dudado en volver a nombrar a Márquez como el principal culpable para que no gane el título: «Márquez ha logrado lo que ha querido, hacerme perder el título. Con la sanción que me han impuesto, ha ganado él», aseguraba tajantemente para mantener el discurso que defiende desde el jueves contra el piloto de Honda.

Pero sus declaraciones han ido más allá y ha lanzado un órdago de cara la última cita, en Valencia, cita que afronta como líder pero donde arrancará último, siempre y cuando decida participar, porque ha asegurado que no tiene clara su presencia en la última prueba del campeonato. «¿Valencia? No sé si saldré. Tengo que decidirlo», ha dicho ante los medios italianos.

El campeón de Tavullia, dolido por todo lo acontecido en Sepang, amenaza con no participar en Cheste, algo que podría ser un duro golpe al campeonato en caso de confirmarse. Si realmente quiere llevar a cabo esta idea, el 46 podría mantener un pulso con el organizador de cara a la cita final de una temporada que estaba siendo de ensueño hasta ser empañada por el incidente de hoy.