Rossi, dubitativo sobre su futuro

Valentino Rossi reconoce que ya está planteando su futuro. El italiano, que acaba contrato con Yamaha en 2020, asegura que su competitividad será lo que determine su decisión de continuar o de retirarse.


2020 va a ser un año clave en el devenir de la carrera deportiva de Valentino Rossi. Renovación o retirada, esos son los dos caminos entre los que el italiano tendrá que elegir una vez comience una temporada que afrontará con 41 años.

Después de completar su peor temporada con Yamaha (7º en el campeonato con sólo dos podios y con las Yamaha de Viñales y Quartararo muy por delante de él), el nueve veces Campeón del Mundo no lo tendrá fácil para decidir qué hará en el futuro. 2020 será un año bastante agitado en el mercado de fichajes, ya que prácticamente toda la parrilla de MotoGP acaba contrato y tendrá que asegurar un asiento para los dos años siguientes, que es el plazo por el que generalmente se rigen los contratos actuales en MotoGP. Todo ello, teniendo en cuenta además la prisa con la que se resuelven estas situaciones en los últimos años. En el primer tercio de la temporada empezarán ya a conocerse renovaciones y cambios de cromos.

La decisión de Valentino Rossi tiene en vilo al campeonato. Lo que está claro es que es él quien tiene las riendas de su futuro y que sucederá lo que él decida, ya sea retirarse o continuar con Yamaha. Asegura que aún necesita tiempo para tomar su decisión: «Necesitaré un poco de tiempo para entenderlo. Hablaré con Lin Jarvis y con Yamaha para saber lo que piensan. Por desgracia, a día de hoy en MotoGP todo se decide al principio», ha explicado en una entrevista con La Gazzetta dello Sport.

«¿Yamaha cree en mi competitividad? Esto es importante. Es un gran honor y un gran lujo para un piloto retirarse cuando él decide. Lo habitual es que te dejen tirado», añade el #46.

Eso sí, la firma de los tres diapasones también tiene en mente a Fabio Quartararo y Maverick Viñales, por lo que parece que habrá tres candidatos para sólo dos asientos oficiales. Al respecto de esto, Valentino considera que estar en el equipo oficial o en el Petronas Yamaha, como es ahora el caso de Quartararo, no supone una diferencia drástica: «No veo tanta diferencia en irse a Petronas. Me gustaría estar donde estoy, pero somos tres pilotos para dos puestos y se necesita pensar en el tercero. Petronas no me parece un equipo tan malo. Pero quizá se marcha Viñales, o Quartararo cambia de moto. Quién sabe lo que piensan».

Rossi también apunta que está consultando con los suyos qué hacer y que todos son partidarios de que continúe. Sin embargo, él es quien más dudas tiene, sobre todo después de no haberse mostrado competitivo en 2019. Volver a serlo en 2020, año en el que tendrá nuevo jefe de mecánicos (David Muñoz), será fundamental para seguir; si no, le abre la puerta a la retirada: «Lo hablo con mi padre, con mi madre, con Albi, con Uccio y con Carlo Casabianca. Mi padre y mi madre quieren que continúe y los demás también. Pero hay que ser realista. A mí me gustaría seguir, pero necesito ser más competitivo que el año pasado; de lo contrario, es mejor que no. Y está bien igual».