«No somos lo suficientemente fuertes para luchar por la victoria»

Tras acabar 19º, sin mejorar el tiempo del primer día y a más de un segundo de los primeros clasificados, Valentino Rossi se mostró contrariado al término de la segunda jornada de test en Qatar. El italiano asegura que no funcionó nada de lo probado y no se ve preparado en estos momentos para luchar por la victoria.


Todo parecían buenas sensaciones para Valentino Rossi después de los test de Sepang y tras la primera jornada de los de Qatar, pero al italiano se le torció el gesto durante el segundo día de pruebas en Qatar. Su 19ª posición a 1.2 segundos del tiempo de Rins y del de Viñales dejaron preocupado al piloto del Monster Energy Yamaha, que no se vio competitivo en ningún momento de la jornada y que fue el único que no mejoró respecto a la primera jornada.

Mientras que la pretemporada de Viñales está siendo muy sólida, hasta el punto de afirmar que está llevando la mejor Yamaha YZR-M1 que ha tenido nunca, a Rossi le siembran dudas los altibajos que él está teniendo: «Si él lo dice... Estoy de acuerdo. Espero de corazón que Maverick tenga razón y que me equivoque, porque creo que en estos momentos no somos lo suficientemente fuertes como para luchar por la victoria», comentaba Rossi tras el segundo día de test en Qatar.

De hecho, la jornada en global fue positiva para Yamaha, ya que Viñales fue segundo y el debutante Fabio Quartararo acabó en una sorprendente tercera plaza. Peor le fueron las cosas a Morbidelli (13º) y a Rossi con esa discreta 19ª plaza: «Viñales y Quartararo han sido rápidos, mientras que Morbidelli y yo hemos tenido más problemas. He sido muy lento, no puedo estar satisfecho. Por el momento no sabría decir si en la última jornada conseguiremos cambiar la situación, pero nos faltan décimas de ritmo respecto a los más rápidos», explicaba en declaraciones que recoge GPone.com.

Rossi destaca que sigue teniendo problemas de agarre en el tren trasero y que, pese a probar varias soluciones, éstas no dieron resultado. Tampoco aprovechó cuando montó el neumático nuevo, lo que podría haberle hecho mejorar varias posiciones: «Cuando estás tan atrás, estás preocupado, es normal. Ha sido una jornada difícil, en la que hemos trabajado mucho pero no hemos encontrado nada. Es una lástima, porque hemos probado cosas importantes y esperábamos mejorar; sin embargo, no he tenido agarre en el tren trasero, mientras que de delante estoy satisfecho. Al final de la jornada he montado un neumático nuevo blando, pero no he dado el máximo. Sabía que no iba a ser rápido de todos modos».

«Así haremos», decía Rossi cuando le preguntaron si dar un paso atrás y volver a la configuración de la primera jornada. «En la primera jornada trabajamos en una configuración básica, y en la segunda en la puesta a punto, reparto de pesos y electrónica, pero no hemos conseguido resolver el problema. La moto patina mucho y, además, en esta pista sufrimos mucho en la recta, mucho más que en Sepang. El hecho de ser 10 km/h más lentos que Ducati y Honda es mucho, es lógico que esté preocupado», concluía el nueve veces Campeón del Mundo.