El MotoRanch VR46 recibió la visita de Sastre y Bailo

Ferran Sastre y Gerard Bailo, pupilos de Kenny Noyes en su Noyes Camp y dos de los mejores especialistas españoles de flat track, estuvieron en el MotoRanch VR46 entrenando junto a Valentino Rossi.


El flat track es una disciplina al alza y que cada vez cuenta con más especialistas en diferentes puntos del planeta. Dos de los grandes expertos de esta modalidad en España, Ferran Sastre y Gerard Bailo, han tenido la oportunidad de disfrutar de una inolvidable jornada de entrenamientos junto a Valentino Rossi en su MotoRanch VR46 de Tavullia, donde el nueve veces Campeón del Mundo acogió a los dos pilotos del Noyes Camp, apoyando así el proyecto de la escuela de pilotaje que promueve Kenny Noyes.

Las excelentes instalaciones con las que cuenta 'Il Dottore' en Tavullia para la práctica de esta disciplina, muy utilizada en sus entrenamientos, proporcionaron a los dos pilotos españoles una gran experiencia. «La verdad es que era más grande de lo que imaginaba. Pudimos disfrutarlo desde el primer momento porque nos dejaron dar una vuelta en un scooter antiguo de Valentino. Nada más llegar, te das cuenta de que se respira un ambiente muy sano, aunque la competitividad es muy alta. De hecho, lo primero que hicieron fue darnos los transponders», explicaba Gerard Bailo sobre esta jornada en el Ranch.

«Creo que la tierra del MotoRanch es la superficie perfecta para hacer un TT. Además, hay un sector en bajada que en los vídeos se ve plano respecto a la realidad. ‘Vale’ y los pilotos de la Academy lo pasan derrapando como si nada, pero requiere una confianza con la moto y la pista que en un solo día de entrenos es difícil de conseguir», añadía Sastre a la hora de analizar las características del circuito que Valentino tiene en Tavullia. Para Bailo, es un trazado «muy divertido, pero también muy técnico».

Como no podía ser de otra manera en esta visita, los dos pilotos del Noyes Camp tuvieron la oportunidad de codearse con Valentino Rossi. Un auténtico privilegio el de competir de tú a tú con el legendario piloto italiano, al que le vieron muy buenas maneras practicando flat track. «Destacaría que su estilo es muy fluido y constante. Comete muy pocos errores y gana metros en cada curva», decía Ferran Sastre. «Tiene un estilo de pilotaje muy perfeccionado. Es muy suave y técnico abriendo gas, pero también frenando y pasando por curva. Trabaja muchísimo encima de la moto y eso le permite ir muy rápido. Sabe cuándo debe adelantar, cuándo debe cerrar un hueco y aprovecha muy bien cada metro de la pista», añadía Bailo.

«Para el flat track, el MotoRanch ha sido algo muy positivo, porque en Europa no estaba tan desarrollado y este tipo de iniciativas permiten que la gente se anime a probarlo. Ayuda a que el nivel de los pilotos y los campeonatos crezca; también contribuye a que los sponsors se involucren para hacer crecer el deporte», comenta Gerard Bailo. Que toda una figura del motociclismo y del motorsport en general como Valentino Rossi posea unas instalaciones de este calibre ayuda a potenciar el flat track, una disciplina que no para de crecer y que en España cuenta con pilotos de una gran calidad como Sastre y Bailo que ya han tenido la suerte de probar una de las mejores pistas que hay en Europa junto a anfitrión de lujo.

Deja un comentario

Volver a la home