El italiano bromeó sobre su relación con Márquez tras el toque en Argentina

La esperada rueda de prensa ha alzado el telón al GP de España 2015. Valentino Rossi, que llega líder, ironizó sobre la comidilla principal de la comparecencia, que no fue otra que el incidente de Argentina con Márquez. Ambos fueron los actores principales del día 0 en Jerez. Mañana arranca la acción de la cuarta cita de la temporada.

Desde Jerez | Foto: Jairo Díaz (Photoclick Agencia)

El Mundial de MotoGP 2015 ya está en Europa. Llegó el Gran Premio de España y con él la tradicional rueda de prensa del jueves. Sin duda, una de las comparecencias que más expectación ha causado en los últimos años, sobre todo por ver de nuevo juntos en la misma mesa a Rossi y Márquez tras el capítulo de Argentina. Valentino ha sido también los grandes protagonistas en los minutos previos, ya que ha descubierto su estrella para el Paseo de la Fama de Jerez.

Andrea Dovizioso, Jorge Lorenzo, Bradley Smith y Cal Crutchlow completaban el plantel de la rueda de prensa, pero durante la mayor parte del tiempo fueron meras comparsas. Los focos apuntaban claramente a las figuras del 46 y del 93 dos semanas después del incidente de ambos en Argentina. Una vez abierta la ronda de preguntas, la primera cuestión giró, cómo no, en torno al lance de Termas de Río Hondo: «Creo que ahora le daré menos besos a Marc», empezó bromeando Rossi al ser preguntado sobre si la relación había cambiado entre ambos. «No, no ha cambiado», decía Marc al respecto.

El vigente campeón de MotoGP se mostró tajante, afirmando que ya había pasado página tras el cero de Argentina: «Son cosas que pasan en las carreras. Lo importante es que entendimos lo que sucedió y aprendimos sobre ello», aseguraba el de Honda. También habló sobre su lesión en el dedo meñique izquierdo, producida el pasado sábado, y que le hace llegar mermado a Jerez: «Seguramente tocará sufrir más que en otras carreras, pero contamos con el apoyo de la afición y esta es una motivación que me puede ayudar».

Reinó el talante en la comparecencia y, además de los protagonistas, nadie más quiso opinar sobre el lance de Termas de Río Hondo. Lorenzo y Crutchlow, conscientes de que esa no es su guerra, bromearon al respecto: «No lo vi, estaba muy lejos», afirmó el balear. «Realmente no me importa, ellos me dieron un podio», comentó el británico entre las risas generalizadas.

Así pues, nada ha cambiado entre Rossi y Márquez, al menos de cara a la galería. El asfalto volverá a citar a ambos a partir de mañana, cuando se celebrarán los primeros entrenamientos libres en Jerez. Rossi llega con la moral por las nubes y Márquez lesionado. Obviamente, Dovizioso y Lorenzo, segundo y cuarto del campeonato, también tendrán muchas cosas que decir. El GP de España 2015 ya está en marcha.