«Cuando he entrado en pista, parecía una broma», ha dicho Rossi sobre el agarre en Montmeló

Valentino Rossi, 10º en la primera jornada en Montmeló, habla sobre el bajo nivel de agarre que hay en el trazado catalán y sobre la asignación de neumáticos de Michelin, que ha sido la misma que para la fecha habitual de un GP de Cataluña que normalmente se celebra en junio.


Esta atípica temporada marcada por la pandemia del COVID-19 no sólo ha hecho que haya menos circuitos en el calendario y que incluso en algunas pistas haya dos Grandes Premios, también ha provocado que en varios de los circuitos se dispute el Gran Premio en una fecha nada habitual. Ése es el caso del GP de Cataluña, que ha pasado de disputarse en el mes de junio a celebrarse en la última semana de septiembre.

Las condiciones distan bastante de los años anteriores, ya que las temperaturas son más bajas y sopla mucho viento, algo que se ha convertido en uno de los mayores quebraderos de cabeza del día. Además, el agarre no es óptimo. Valentino Rossi asegura que la diferencia en este último apartado respecto a Misano es abismal: «Cuando entras en pista la primera sensación es que parece una broma, un shock, especialmente viniendo de Misano, porque allí había bastante agarre, mientras que aquí el grip es mucho, mucho, mucho más bajo. Pero esto es Barcelona y siempre es así. Me gusta mucho el circuito y al final he terminado 10º en la clasificación combinada del día. Mis sensaciones son mejores y mi ritmo es bueno. Aún tenemos que trabajar en algunas áreas. Es muy complicado controlar la moto y hay que pilotar de otra manera, ya que el neumático trasero derrapa mucho, pero me siento bien con la moto».

Pero donde también ha ahondado el piloto italiano ha sido en la asignación de los neumáticos para este fin de semana. Michelin ha llevado los mismos compuestos para Montmeló que distribuirían en el Gran Premio si se disputase en su fecha habitual. Rossi considera que las sensaciones son muy diferentes entre junio y la fecha actual: «La elección de los neumáticos está hecha como si viniéramos a este circuito en el mes de junio, pero estamos a finales de septiembre. Michelin hizo esta elección diciendo que, según ellos, ir a finales de septiembre a Barcelona era como estar en junio; pero a mí no me parece que estemos como en junio, a mí me parece más que estamos a finales de septiembre», comentaba entre risas. «Hace un poco de frío, pero creo que Michelin no ha tenido tiempo para cambiar los neumáticos y habrá que acostumbrarse con lo que tenemos. Pero estamos todos en dificultades», añadía Rossi.

No obstante, el italiano confía en que las condiciones de la pista mejoren en lo que queda de fin de semana: «Esperamos que la pista mejore y que todo el fin de semana sea en condiciones de seco. Si es así, creo que el domingo tendremos más agarre».

Deja un comentario

Volver a la home