El piloto italiano cree que 2018 será más “fácil” para Viñales

Valentino Rossi destaca la importancia de colaborar con su compañero Maverick Viñales. El nueve veces campeón del mundo atendió a los medios en la pasada presentación del Yamaha Movistar Team en Madrid, donde entre otras cuestiones ponía el acento sobre su compañero de equipo y el próximo test de Sepang. El italiano deposita esperanzas en que sus sensaciones mejoren en el trazado malasio, y que junto a su compañero consigan sacar el mayor partido de la M1.


Valentino Rossi cree que Maverick Viñales ayudará más este año con el desarrollo de la Yamaha M1. Palabras literales del nueve veces campeón del mundo cuando el pasado 24 de enero el Yamaha Movistar Team presentaba su estética para la próxima temporada 2018. Mientras atendía a las preguntas de los medios de comunicación, el italiano hablaba, entre otros temas, de su compañero de equipo, del desarrollo de su moto, y del inminente test de Sepang, el primero del año para los pilotos de MotoGP.

«Creo que Maverick puede ayudarnos más este año, con más experiencia sobre esta moto. Para él el año pasado fue más difícil porque llegaba de Suzuki, una moto diferente. Creo que este año la entenderá mejor, tendrá mejores sensaciones con la moto», declaraba el piloto de Tavullia, que a partir del domingo afrontará unos días de pruebas muy indicativos sobre el desarrollo de la próxima temporada.

«Estoy contento porque tanto yo como Maverick tenemos la misma idea»

Rossi confiesa sus mejorables sensaciones obtenidas en las dos jornadas de pruebas tras el GP de Valencia que cerraba la temporada 2017. En él, trabajaron en variedad de opciones de cara a la temporada 2018, una labor que continuaran en Sepang, donde espera obtener mejores sensaciones: «el test de Valencia fue importante pero sobre todo lo será el de Sepang. Podremos seguir comparando diferentes configuraciones… el chasis 2017, el chasis 2016 que llevó Zarco, pero también otros dos chasis que usamos durante la temporada».

Además, el actual quinto clasificado de la general evidencia esperanzas en hacer un buen tándem con el que será su compañero por segundo año consecutivo, el tercer clasificado en 2017 Maverick Viñales: «Estoy contento porque tanto Maverick como yo tenemos la misma idea, y creo que daremos a Yamaha una buena información para continuar con el desarrollo. Pero por ahora, veremos… Tenemos que ver si las sensaciones serán mejores. Las necesitamos, porque con la moto de antes no tuvimos buen feeling durante el primer test, no me sentí cómodo, así que estoy deseando de ver qué pasa en Sepang».