Valentino Rossi atendió en exclusiva a Movistar MotoGP en Assen

Los problemas de Yamaha, cómo valora a Viñales como compañero de equipo, cómo ve a Lorenzo con la Honda el próximo año, qué opina sobre la posible llegada de Pedrosa en un nuevo equipo satélite de Yamaha, su relación con Márquez… Rossi ha dejado pinceladas muy interesantes en Movistar MotoGP.


Como suele ser tradición todos los años, Movistar MotoGP ha entrevistado en exclusiva a Valentino Rossi. El piloto italiano ha recibido a Ernest Riveras en el hospitality de Yamaha, donde ha tenido lugar una interesante entrevista en la que el #46 ha hablado sobre muchos temas, algunos de ellos de rabiosa actualidad.

Sobre el campeonato actual, Valentino valora muy positivamente los tres podios que ha encadenado en Le Mans, Mugello y Montmeló, haciendo gala de una constancia que le mantiene en la segunda plaza del campeonato a 27 puntos de Márquez después de las siete primeras carreras de la temporada. Ve complicado que pueda ser el año del décimo título e incide en que Yamaha aún tiene que mejorar para poder pelear por ello, ya que tanto él como la marca japonesa llegan a Assen justo un año después de la última victoria: «Es difícil, pero estos tres podios consecutivos nos dan moral, porque es un momento en el que no es que seamos muy competitivos. Creo que al inicio del año pasado, y sobre todo hace dos años, éramos más competitivos. Pero es positivo intentar estar ahí, espero que sea una motivación para Yamaha para hacerlo mejor. No es que sólo haga un año que yo no gano, es que Yamaha también lleva un año sin ganar. Es un dato muy preocupante para nuestro equipo», decía Rossi al inicio de la entrevista con Movistar MotoGP.

‘Il Dottore’ asegura que «los problemas de la moto son claros y para mí está muy claro lo que hace falta para mejorar, pero con Yamaha es difícil, hay que ir poco a poco. Necesitamos algo de tiempo». Vuelve a apuntar a la electrónica como el punto débil de la M1 en comparación a las Honda y las Ducati: «No es fácil. Creo que Honda y Ducati en la segunda parte del año pasado dieron un paso muy grande en cuanto a la electrónica, y pillaron un poco a contrapié a Yamaha. Necesitamos algunos meses para reaccionar, pero tampoco es así de fácil. Necesitamos tiempo, pero de aquí a final de año espero que podamos mejorar».

Rossi, junto a Márquez en la rueda de prensa del GP de Holanda. (Foto: Jesús Robledo)

De cara al año que viene, tiene claro que la llegada de Jorge Lorenzo al box del Repsol Honda será un quebradero de cabeza para todos sus rivales, incluso para su compañero: «Pienso que Lorenzo con la Honda será un gran problema para todos, también para Márquez. Es un piloto fortísimo, un piloto duro y un compañero de equipo peligroso», comenta el de Tavullia, que compartió garaje con Lorenzo durante siete temporadas divididas en dos etapas.

Pero hablando de ‘Dream Teams’, el que puede formar Yamaha con Rossi, Viñales y Pedrosa (con una tercera M1 oficial en un equipo satélite), para Valentino «no está mal. Yamaha en los últimos años siempre ha tenido a pilotos rápidos, además de Maverick y yo, también Zarco. Será importante si está Pedrosa, porque lleva más de 10 años con Honda, así que su experiencia con esa moto puede ser importante para mejorar la Yamaha».

No obstante, al #46 la posible llegada de Pedrosa con la estructura satélite que Yamaha tiene previsto crear con Petronas no le quita el sueño: «Es algo que no me preocupa. Estaré contento si Pedrosa viene, porque es un piloto fuerte y que nos puede decir algunas cosas, pero a mí no me cambia nada».

Ernest Riveras preguntó al piloto italiano por Márquez y, más que por su relación, por si ve en el de Cervera a ‘un Valentino de 25 años’, a lo que respondió lo siguiente: «Estoy contento, porque en mi opinión, Márquez se ha fijado mucho lo que he hecho yo, ha seguido muchas de mis decisiones y lo ha hecho igual. Podría dar muchísimos ejemplos. Eso quiere decir que Márquez se fija mucho en lo que he hecho en mi carrera y me toma como ejemplo. Eso es bonito, luego no sé si es un Valentino con 25 años, creo que él y yo somos diferentes».

Ahondando en los problemas de Yamaha, Rossi cree que el problema no está en la marcha de Lorenzo y posterior llegada de Viñales, sino que es una etapa complicada en el apartado técnico para la firma de Iwata: «Tengo muy buena relación con Maverick, y tengo que decir que estoy más de acuerdo con él que con Lorenzo, pero eso también es una cuestión de carácteres. Además de lo que pasó en 2015, que fue complicado, he tenido buena relación también con Jorge. Es cierto que Lorenzo tiene muchísima experiencia con la Yamaha y que sabía muy bien lo que quería, pero creo que Maverick también lo hace bien. Ha llegado en un momento más complicado para Yamaha; en cambio, cuando llegó Jorge, en 2008 y 2009 era la mejor moto, la moto a batir. No es culpa de Maverick, es un problema de este periodo técnico».