Rossi da su opinión sobre el título de Márquez y vuelve a lanzar una pulla a Yamaha

Después de acabar otra vez fuera del podio, Rossi tiene claro que «este es el potencial» de Yamaha en estos momentos. Habló sobre ello, sobre la reunión técnica con los jefes de Yamaha después de la carrera y sobre el título de Marc Márquez.


Después de un esperanzador GP de Tailandia, Yamaha volvió a darse de bruces contra la realidad en Motegi. El viernes fue positivo para Viñales y algo menos para Rossi, pero esos brotes verdes se extinguieron a medida que avanzaba el fin de semana.

El resultado en Motegi fue una cuarta posición para Rossi y una séptima para Viñales, ambos favorecidos por las caídas en las últimas vueltas de Dovizioso y Iannone. Valentino realizó un buen inicio de carrera y rodó durante algunas vueltas en el grupo de cabeza, pero poco a poco se fue diluyendo. Era optimista después del warm up, pero durante la carrera se vio el verdadero potencial que tienen en estos momentos: «Por la mañana dimos un paso con la puesta a punto en el warm up y me encontraba un poco mejor. Después, esta era la carrera que me esperaba. Esperaba poder luchar por el podio, era bastante optimista, pero las dos Suzuki y Crutchlow eran demasiado rápidos para mí. Esperaba acabar así, este es nuestro potencial. Después se han caído algunos pilotos de delante y he terminado cuarto, son buenos puntos para el campeonato. Creo que hemos hecho una buena carrera, en el sentido de que hemos mantenido un buen ritmo desde el comienzo hasta el final, pero los demás van muy rápidos».

De cara a las tres carreras que faltan, Rossi cree que serán «más o menos así», aunque ve una buena oportunidad para despuntar en Australia: «Sí es cierto que Phillip Island es una historia diferente, porque se trata de un circuito muy, muy particular tanto para la moto como para los neumáticos. Esperamos ser fuertes, porque siempre es bonito, pero en los otros circuitos este es nuestro potencial».

Valentino expone que la presencia de los altos cargos de Yamaha en las dos últimas carreras ha sido importante para que ellos vieran en primera persona cómo están las cosas actualmente para una marca que encadena ya 25 carreras sin ganar: «Tanto en Tailandia como aquí estaban los jefes y mucha gente importante de Yamaha, y es importante que vean cómo van las cosas. Por el momento, este es nuestro potencial y tratamos de hacerlo bien, pero no somos competitivos para ganar carreras».

Los pilotos oficiales mantuvieron una larga reunión técnica con los jefes de Yamaha después de la carrera de Motegi. El italiano lanzó un dardo, ya que cree que lleva más de un año explicando lo mismo sin que cambien las cosas: «Fue como siempre. En mi opinión, durante el último año podría llevar una grabadora, ponerla sobre la mesa y poner una foto mía, porque las cosas son más o menos las mismas. No hay que rendirse, y re-explicarlo, re-explicarlo y re-explicarlo… Evidentemente, las cosas no son fáciles, porque el nivel es altísimo».

Sobre el título de Marc Márquez, Rossi fue breve pero destacó que el #93 había sido el mejor durante el año: «Ha estado muy bien y creo que se lo ha merecido, porque ha sido el más fuerte».