Valentino Rossi no oculta su preocupación antes del inicio de MotoGP 2017

Después de un invierno complicado y opuesto al de su compañero de equipo, Valentino Rossi llega a Qatar con muchas dudas. El italiano muestra su preocupación tras la pretemporada, pero es consciente de que tiene margen para dar con la tecla en busca de luchar por su décimo título.



Valentino Rossi arranca este fin de semana la que será su 22ª temporada en el Campeonato del Mundo. A sus 38 años, el italiano persigue aún su décimo título mundial y el domingo comienza en Qatar una nueva oportunidad para conseguirlo. Sin embargo, no las tiene todas consigo después del periodo invernal: «Ha sido una pretemporada muy difícil, la más complicada de los últimos años. Partimos con muchas dudas y preocupaciones, pero daremos el máximo e intentaremos encontrar las soluciones técnicas para ser más competitivos», afirmaba ante los micrófonos de Movistar+.

El italiano llegó a afirmar tras los test de Qatar que necesitaba un milagro de cara a la primera carrera de la temporada debido a unos problemas que desgrana de la siguiente manera: «He tenido más problemas que el año pasado, sobre todo con el tren delantero, con el que no me siento tan bien y en las curvas rápidas estoy siendo lento. Necesitamos encontrar el equilibrio y eso me permitirá ser más competitivo».

La llegada de Viñales al Movistar Yamaha, el dominador de la pretemporada, es un nuevo reto para Valentino, que vuelve a tener a un compañero de equipo muy joven y difícil de batir. Aun así, no es capaz de hacer comparaciones con el Jorge Lorenzo de 2008: «Es difícil hacer una comparación de Viñales con el Lorenzo de 2008, porque llegaba como rookie y Viñales ya tiene dos años de experiencia, lo ha hecho muy bien con la Suzuki y está preparado».

Rossi ha sido el protagonista de una de las cuestiones más curiosas de la rueda de prensa oficial, en la que le han preguntado por la vuelta de Sete Gibernau al paddock como coach de Dani Pedrosa. El italiano ha tenido palabras de elogio para el que fuera uno de sus mayores rivales en la categoría reina: «Me he encontrado con él en el avión dos o tres veces y hemos hecho el trayecto juntos. Estoy contento de verlo de vuelta en el paddock. Creo que puede ayudar mucho a Pedrosa».