Rossi ganó casi todos los tramos

Un año más, Valentino Rossi se ha impuesto en el Monza Rally Show, certificando la que es ya su séptima victoria en esta carrera. El italiano dominó con bastante autoridad a los mandos de Ford Fiesta WRC Plus, ganando casi todas las especiales e imponiéndose con más de un minuto de ventaja.


Una vez terminada toda la actividad de MotoGP 2018, en el calendario de Valentino Rossi había dos citas marcadas en rojo: los 100 km de los Campeones en su Ranch y el Monza Rally Show. En ambas ha acabado saliendo victorioso; en la tradicional carrera en su rancho venció junto a Franco Morbidelli, mientras que en Monza se impuso nuevamente junto a su ya inseparable Carlo Cassina, con el que ha ganado las últimas cuatro ediciones de esta carrera.

Rossi no dio opciones a sus rivales durante el Monza Rally Show 2018. El italiano tuvo a su disposición todos los medios para exhibirse en esta carrera, ya que contaba con uno de los cuatro Ford Fiesta WRC Plus que había disponibles para esta prueba. Con él en sus manos, arrasó.

Ganó todas las especiales salvo la última, en la que empató a tiempo con Teemu Suninen. El finlandés terminó segundo el rally, pero a nada menos que 1 minutos y 7 segundos del tiempo total que marcó Valentino Rossi, que cimentó su victoria sobre todo en la jornada del sábado. Rossi se quedó sólo con dos espinas en esta edición de la carrera: la de no ganar todos los tramos tras empatar en la octava especial, y la de perder el Masters Show tras un mano a mano con Tony Cairoli en el que el icono italiano de motocross salió victorioso.

No en vano, Rossi no tuvo dificultades para sumar su séptimo triunfo en una carrera que tiene muy por la mano. Suninen y Roberto Brivio completaron el podio, con Uccio siendo cuarto en el póquer de los Ford Fiesta WRC Plus en Monza. Tony Cairoli acabó quinto a los mandos del Hyundai i20 WRC.