Miembros del Fan Club de Valentino Rossi acudieron al Hospital Infantil de Parma en representación del piloto italiano para regalarle el catavinos de plata a Lorenzo, un niño enfermo de cáncer.

El trofeo que Valentino Rossi obtuvo en Jerez el pasado domingo después de su impecable victoria ha tenido un destinatario muy especial. Se trata de Lorenzo, el paciente más joven de la planta de oncología del Hospital Infantil de Parma, que además es un gran seguidor del 46.

Hasta el Hospital Infantil de Parma se desplazaron algunos de los miembros más destacados del Fan Club de Valentino Rossi; entre ellos su presidente, Flavio Fratesi, quien hizo entrega del trofeo al pequeño. «En cuanto Valentino gane una carrera, te traigo la copa», le dijo Fratesi en una visita previa. Cumplió con su promesa para felicidad del niño, que cuenta con un magnífico recuerdo de su ídolo.

Además, los integrantes del Fan Club que se desplazaron hacia el Hospital lo hicieron cargados de gorras y camisetas firmadas por el piloto italiano para los niños de la planta de oncología. Gestos como este demuestran la grandeza de Valentino Rossi, así como las de otros muchos deportistas que por medio de estos detalles aportan una gran dosis de alegría a luchadores como el pequeño Lorenzo.