«Que esté atenta la próxima vez», dijo Rossi

La imagen de Valentino Rossi ‘quitándose de encima’ a una ministra checa en la parrilla de la carrera de MotoGP en Brno ha dado la vuelta al mundo…



Minutos después de la carrera de MotoGP del GP de la República Checa, Movistar MotoGP emitía unas imágenes que sus cámaras habían captado en los minutos previos a que comenzase la prueba en Brno. En ellas aparecía Valentino Rossi apartando a una mujer en la parrilla, algo a lo que ayudó su staff en Yamaha para que abandonase la posición del italiano, que estaba hablando con su equipo en un momento de máxima tensión antes de arrancar la carrera.

Pese a que al principio se pensaba que era una aficionada, días después se conoció que la persona que intentaba hablar con Valentino en ese momento era la ministra checa Karla Sletchova, que no dudó en hablar sobre la situación en sus redes sociales, aunque en Brno daba la sensación de cuestionar la actitud de Rossi: «Fue una situación un poco desafortunada y triste. La concentración antes de la salida es muy importante, sólo quería desear suerte a Rossi, pero entre el ruido y que no se entendía bien, quizá se pensó que era una ‘groupie’. Lo entiendo y entiendo que Rossi es una verdadera estrella, muy importante. Quiero dar las gracias a nuestro Karel Abraham y al ganador Marc Márquez por la antención que me han dedicado».

Valentino Rossi fue preguntado ayer por ello tras la rueda de prensa oficial del GP de Austria y no dudó en dar su versión y criticar la situación, ya que considera inoportuno el momento en el que apareció la ministra para hablar con él y pedirle una foto, como había hecho anteriormente con Márquez: «Llegó y me tocó la moto, y tocó el calentador. Estaría bien que algunas personas no fueran a la parrilla si no son capaces de entender cuál es el momento. Luego es una cuestión de respeto, creo que allí no es el momento adecuado para hacerse un selfie. No se me puede decir nada porque paso mucho tiempo con los aficionados, pero en la parrilla debo estar concentrado y no tengo tiempo. Que esté atenta la próxima vez», zanjó el italiano.