Valentino Rossi partirá mañana desde la última posición de parrilla, por lo que saldrá a la heroica si quiere conseguir su décimo título mundial. Para ello, tendrá que mantener la renta de siete puntos que tiene sobre Jorge Lorenzo, quien saldrá desde la primera posición. El italiano, que ha sufrido una caída en la Q2, asume las dificultades que conlleva salir desde el fondo de la parrilla.

Balance del día
«El día empezó bien, porque esta mañana realicé una buena sesión de libres, en la que fui muy rápido y competitivo. Estaba contento con la puesta a punto de la moto. Por la tarde probamos a hacer pequeños cambios, pero desafortunadamente he sufrido más de lo previsto.  Con más temperatura tengo más problemas con los neumáticos. Por la mañana todo es más fácil, mientras que por la tarde pierdo un poco de agarre y tengo que luchar más. En la Q2 no tenía la presión de hacer un buen tiempo, así que hemos probado una configuración diferente que no ha funcionado y hemos vuelto a la configuración anterior. En mi último intento estaba haciendo una buena vuelta, pero he cometido un error y me he caído. Lorenzo ha sido el más rápido, pero para nosotros es imposible saber qué pasará al frente de la carrera. Así que tenemos que concentrarnos al máximo y tratar de mejorar la puesta a punto».

¿Tienes algo que perder mañana?
«Desde el jueves entendí, cuando conocí que saldría último, que era una situación bastante desesperada. Es muy complicada. Trataré de dar el máximo y de hacer una buena carrera desde el principio hasta el final y a ver qué pasa».

¿Mañana será una carrera más arriesgada de lo habitual?
«Sin duda. Salir último es mucho más arriesgado que en una situación normal».

¿Apostarías por una victoria de Márquez mañana?
«Depende de cómo se pague. Tanto él como Dani y Jorge van muy fuertes. Le daría un 33% de posibilidades de victoria a cada uno».