Rossi, disgustado tras la caída en Sepang

Una caída ha impedido a Rossi cerrar con buen sabor de boca la que posiblemente ha sido su mejor carrera de la temporada. El italiano estaba rodando como un reloj hasta su caída a cuatro vueltas para el final, momento en el que Márquez le estaba dando caza.


Valentino Rossi se ha quedado con la miel en los labios. El piloto italiano ha liderado las primeras 16 vueltas de la carrera de MotoGP en Sepang, manteniendo un ritmo demoledor que le ha dejado en cabeza hasta su caída a 4 vueltas para la conclusión, momento en el que Márquez se había acercado a sólo seis décimas.

El de Yamaha ha cometido un error que le ha dejado sin premio tras una gran carrera y que le ha privado de luchar por su primer triunfo de la temporada: «Hasta la caída había sido una carrera fantástica, seguramente la mejor del año para mí. Estoy contento, porque también en entrenamientos fuimos fuertes. Habíamos trabajado bien y habíamos encontrado cosas interesantes. Ha estado bien, he intentado empujar porque me sentía bien con la moto y estaba siendo rápido. Habría sido bonito luchar con Márquez en las últimas vueltas», decía Rossi en el micrófono de Movistar MotoGP.

Valentino no comprendía cómo había sido la caída, pero reconocía el fallo que le ha dejado sin puntos en Sepang: «No me lo esperaba y no sé qué ha pasado, pero evidentemente he cometido un error porque me he caído. Pero ser competitivos aquí en Sepang, con este calor, es algo importante. Tenemos que seguir trabajando, porque en las últimas vueltas sufrimos un poco».

«En esa curva no me lo esperaba, porque normalmente se te cierra de delante y esta vez he perdido el tren trasero. Evidentemente, si me he caído es porque ha pasado algo, el error lo he cometido», añadía sobre la caída.

El de Tavullia tenía además una doble desazón, ya que quería ganar esa carrera para redondear una jornada casi perfecta después de que su hermano, Luca Marini, hubiese conseguido su primera victoria en el Mundial de Moto2 y de que Pecco Bagnaia fuese Campeón del Mundo con el Sky VR46: «Estoy muy disgustado, porque hubiera sido una victoria histórica, ya que había ganado también mi hermano. Aunque por otro lado, estoy contento con cómo hemos ido».

Rossi es consciente de que Márquez estaba apretando, le había recortado tiempo y, posiblemente, iba a darle caza. No en vano, se sentía preparado para luchar con él en las últimas vueltas: «Estaba tratando de mantener mi ritmo, aunque estaba empezando a deslizar un poco. Pero me imagino que me hubiera alcanzado en las dos últimas vueltas. Estaba empujando y sabía que el final sería duro. Pero me sentía bien, porque en frenada estaba fuerte y podía luchar».

Por último, recalcaba la gran jornada que había vivido en Moto2 con su equipo y con el triunfo de su hermano: «En Moto2 ha sido un día fantástico, no podía ir mejor. Ha sido muy emocionante, porque Luca (Marini) ha ganado su primera carrera y ha hecho una carrera buenísima, y Pecco (Bagnaia) ha ganado el Mundial con nuestro equipo. No puedo decir más».