Valentino Rossi acabó segundo en la primera jornada de test en Valencia

Pese a la marcha de Jorge Lorenzo a Ducati, Valentino Rossi sabe que tiene un nuevo enemigo en casa. Maverick Viñales marcó el mejor tiempo en su primera jornada con la Yamaha, mientras que Lorenzo se estrenó con Ducati en una sensacional tercera posición. Rossi admitió que esperaba que ambos rodasen fuertes desde el inicio y sobre las evoluciones previstas para el año que viene se encontró muy cómodo con el nuevo chasis, aunque esperaba más del nuevo motor.



Contento con el chasis, no tanto con el motor: «Con el chasis nuevo me he caído en la segunda salida a la pista y aún tenemos que trabajar, pero las primeras sensaciones han sido muy positivas. También he probado la primera evolución del motor nuevo pero sinceramente lo esperaba un poco mejor y no hemos sido un gran paso adelante».

«Esperábamos un poco más del motor nuevo. Sobre el chasis, las primeras sensaciones fueron muy buenas, pero desafortunadamente me he caído con la moto que lo llevaba. Por suerte el chasis no se ha roto y el equipo podrá ponerla a punto con calma y podré probarla de nuevo el miércoles».

Viñales, fuerte desde el comienzo: «Maverick ha estado muy bien y ha rodado fuerte, se ha encontrado bien rápidamente. Aún no he hablado con él, pero ha sido inmediatamente muy competitivo».

Sobre el rendimiento de Viñales, Lorenzo e Iannone en la primera jornada con sus nuevos equipos: «Los tres han ido muy fuerte. Ha estado muy fuerte Viñales, y rápidamente se ha encontrado bien con la moto. También han sido muy rápidos Lorenzo y Iannone, aunque él se ha caído en la misma curva que yo y ha perdido un poco de tiempo para trabajar. Pero los tres han sido muy competitivos desde el principio».

El nivel de Viñales y Lorenzo no le sorprende: «Me esperaba a Viñales yendo fuerte rápidamente, al igual que Lorenzo».