Troy Bayliss, segundo en los entrenamientos del Australian SBK

El legendario piloto australiano Troy Bayliss vuelve a la competición a sus 48 años dentro del Campeonato Australiano de Superbike, que comienza este fin de semana. En los primeros entrenamientos libres de la temporada, celebrados en Phillip Island, ha sido segundo. También compite su hijo Oliver, el más rápido hoy en la categoría de Supersport 300 del certamen nacional.


Este fin de semana arranca una nueva temporada del Mundial de Superbike y lo hace, como es tradición, en el circuito australiano de Phillip Island. Pero esa no será la única cita que registre el icónico trazado, ya que el Campeonato Australiano de Superbike también dará comienzo en las mismas fechas que el Mundial.

El Australian Superbike congregará muchos focos este año sobre el box del Desmosport Ducati, equipo en el que participará el mítico piloto australiano Troy Bayliss. El tres veces Campeón del Mundo de Superbike vuelve a la competición a sus 48 años con el objetivo de pelear por un título que aún no tiene, y para ello tendrá que lidiar con pilotos mucho más jóvenes que él.

Hasta alguno de los más experimentados, como el vigente campeón Josh Waters, tiene la friolera de 17 años menos que el mítico piloto australiano. Bayliss no vuelve para ‘hacer bulto’ y los primeros entrenamientos libres en Phillip Island pueden dar fe de ello. El de Taree, que cumplirá 49 años en marzo, ha sido segundo en la primera tanda disputada en un trazado que conoce como la palma de su mano, en el que también reapareció hace tres temporadas en el Mundial de Superbike para reemplazar al lesionado Davide Giugliano.

Bayliss se lo está tomando muy en serio, se ha puesto en plena forma y aspira a luchar por el podio en las tres carreras de Phillip Island. La primera se disputará en la tarde del sábado, después de la primera manga del Mundial de Superbike; la segunda será el domingo antes de la segunda manga del WSBK y la tercera será también el domingo, después de la segunda manga del Mundial. Será un fin de semana de mucho trajín para expiloto de Superbike y MotoGP, pero tendrá una compañía muy agradable.

Del tal palo…


Y es que su hijo Oliver también competirá en el Campeonato Australiano, en su caso dentro de la categoría de Supersport 300, que cierra el elenco junto a Superbike y Supersport. Oliver también tendrá que hacer frente a tres carreras en esta cita inaugural del campeonato, dos el sábado y una el domingo. La última de ellas se disputará justo antes de que su padre corra también la tercera manga.

Por lo pronto, Oliver ha empezado aún mejor, puesto que ha sido el más rápido en la primera sesión de entrenamientos libres de SSP300 a los mandos de una Kawasaki Ninja 300. ¿Veremos a padre e hijo en el podio de sus respectivas categorías? Estaremos atentos para contároslo…