Segundo podio del año para Troy Bayliss

Troy Bayliss nos sigue dejando boquiabiertos. El tricampeón del mundo de Superbike no está desentonando, ni mucho menos, en su regreso a la competición dentro del Campeonato Australiano de Superbike, y el pasado fin de semana logró su segundo podio del año. Una caída en la tercera manga le dejó sin opciones de victoria y en el quinto puesto de la clasificación provisional del campeonato.


Con los 49 años cumplidos el pasado 30 de marzo, Troy Bayliss no deja de sorprender a propios y extraños. El mítico piloto australiano, tres veces Campeón del Mundo de Superbike con Ducati, decidió retornar a la competición este 2018 dentro del Australian Superbike, el certamen nacional de su país, con el objetivo de intentar pelear por un título que todavía no está en su palmarés.

Bayliss se lo está tomando realmente en serio y se preparó a conciencia para demostrar a pilotos mucho más jóvenes que él que aún está en forma para pelear por los triunfos. El pasado mes de febrero, durante la ronda inaugural del Mundial de Superbike en Phillip Island, el campeonato nacional australiano también estrenaba la nueva temporada.

Allí la familia Bayliss hizo historia, ya que tanto el padre -Troy- como el hijo -Oliver- subieron al podio el mismo día en sus respectivas categorías; Superbike para el padre y Supersport 300 para el vástago. El tricampeón mundial de SBK arrancó el año con un podio y mostrando sus credenciales, aunque ni en las otras dos mangas de Phillip Island ni en las que se disputaron en la segunda cita del año pudo pisar nuevamente el cajón.

Aun así, Troy está siendo uno de los pilotos más rápidos del campeonato y así lo demostró el pasado fin de semana en Bend Motorsport, escenario de la tercera ronda del año. Allí volvió a subirse al podio tras una actuación sensacional en la primera manga, en la que luchó por la victoria hasta la última vuelta contra Wayne Maxwell. Con 49 años conseguía su segundo podio de la temporada. Casi nada…

Las cosas se torcieron en el resto del fin de semana, ya que en la segunda carrera en Bend finalizó sexto. Intentó redimir este resultado en la tercera y última manga, y de hecho estuvo peleando en el grupo de cabeza, pero sufrió una fuerte caída cuando rodaba en la cuarta posición y se dañó un dedo. La carrera fue parada con bandera roja y se repartieron sólo la mitad de los puntos, pero este infortunio dejó al bueno de Bayliss en la quinta posición del campeonato a 43.5 puntos del líder, Troy Herfoss.

Al piloto australiano le queda aún más de media temporada por delante para lograr ese ansiado triunfo que ampliaría un poco más su leyenda a los 49 años. La siguiente ronda será en Hidden Valley entre el 28 de junio y el 1 de julio, por lo que tendrá tiempo de recuperarse de la lesión del pasado fin de semana para volver a estar al 100% sobre su Ducati Panigale 1299.