En la década de los 80 nació el segmento trail, una categoría que tuvo una excelente acogida en el mercado. Las Africa Twin, Teneré y GS pasaron a ser motos muy populares que abrieron la veda del motociclismo de aventura; pero poco a poco las trail fueron creciendo hasta convertirse grandes viajeras de enormes dimensiones y mucha potencia. En los últimos años han nacido modelos trail con cilindradas prácticamente iguales a las de las motos pioneras de este segmento e inmediatamente se han convertido en superventas para sus fabricantes.

Cada fabricante de motos tiene su propia filosofía. Algunas están influidas por su historia, otras por la tecnología o por el diseño pero a fin de cuentas, cada marca tiene una identidad que plasma en los productos que desarrollan. En algunas ocasiones, en la búsqueda de la perfección, se deja a un lado el toque personal, lanzándose al mercado monturas que son excelentes, muy correctas y a la que apenas se les puede poner una pega, pero que a veces son productos no te llaman… motos a las que le falta el alma.

Triumph Tiger 800 XCx y XRx - Motorbike Magazine
Triumph lleva años creciendo como marca y sus productos son cada vez más valorados. Sucede que desde hace más de una década el equipo de desarrollo de la casa británica ha ido adquiriendo un interesante espíritu mediterráneo debido a que los hermanos López Córdoba son una parte fundamental de este departamento.

Rider Experience

David y Felipe son dos ingenieros de Murcia con una gran tradición motociclista en su familia. Ambos disfrutan como enanos con cualquier cosa que tenga dos ruedas y motor, y cuando juntas pasión y afición en los responsables del departamento de desarrollo obtienes productos con mucha alma, motos que atrapan al instante y que saben dar al usuario lo que éste quiere.

Escuchando a sus clientes, en Triumph entendieron que la mejor forma de evolucionar las Tiger era desarrollar una electrónica capaz de adecuar el comportamiento de la moto a la experiencia y al ánimo del piloto. De esta forma, las nuevas XCx y XRx ofrecen un amplio abanico de posibilidades a la hora de configurar parámetros como la respuesta del motor o la intervención del ABS y del control de tracción. Las Tiger 800 ya eran buenas, pero ahora en 2015 llega una nueva remesa que es aún mejor. Cuenta con interesantes mejoras técnicas y una innovadora electrónica pero lo más interesante es que son motos con alma desarrolladas para ofrecer la mejor Rider Experience.

Triumph Tiger 800 XCx y XRx - Motorbike MagazineTriumph ha desdoblado la oferta en su modelo más exitoso incorporando dos versiones Full-Equipe. Las nuevas XCx y XRx cuentan con un equipamiento extra muy interesante que, unido a las mejoras incorporadas en la gama de 2015, se presentan como una de las mejores opciones dentro del segmento de las trail de media-alta cilindrada.

 

La primera Tiger 800 fue para Triumph una aventura hacia lo desconocido. Con esta trail tricilíndrica de 800cc apostaron por un nuevo segmento pero el acierto fue tal, que esta moto se ha convertido en el modelo más vendido de la firma británica y de ahí que, en esta segunda versión, hayan querido dotar a esta moto, con las soluciones tecnológicas más avanzadas. Con esta moto los británicos no sólo quieren mejorar su Tiger, también quieren lanzar un desafío a este segmento.

Triumph Tiger 800 XCx y XRx - Motorbike Magazine«En el taller tenemos hasta 70 motos y puedo coger la que quiera, pero en los últimos 12 meses la que más he utilizado, y con diferencia, es un prototipo de la XCx que es prácticamente igual a la versión final. Con esa moto hago un recorrido de 30 kilómetros para ir al trabajo, 10 de ellos son por campo y los 20 restantes por carretera de montaña; tardo 28 minutos mientras que con una deportiva como la Panigale llegaba en 27. El hecho de que prácticamente solo me lleve la XCx es porque no hay otra moto con la que me divierta más recorriendo el camino de ida y vuelta al trabajo». Estas son palabras de David López Córdoba, uno de los principales responsables del buen hacer de estas motos británicas, que de esta forma nos explicaba que estas motos se han evolucionado enfocadas a un usuario que, aunque la utiliza mayoritariamente por carretera, hace incursiones por el campo con más frecuencia de la que se imaginaban al comienzo.

En el desarrollo de esta moto se ha tenido muy en cuenta el perfil de usuario al que se dirigen. Desde el comienzo tenían claro que habían de dar el paso hacia la electrónica así que incorporaron el acelerador fly-by-wire –que es la llave que abre la puerta del control de tracción y los diferentes modos de conducción– y un nuevo ABS; y con estos elementos, diseñaron la puesta a punto perfecta para el “Usuario Tiger”.

«Hemos puesto a disposición del usuario diversos modos de conducción. Algunos son más conservadores, pensados para extremar la seguridad o cuando se quiere ir más tranquilo, y otros más agresivos porque cuando sales al campo lo que buscas es diversión y si el ABS o el control de tracción es demasiado intrusivo, lo que consigues es perjudicar la Rider Experience».

En la parte ciclo, el cambio más importante sólo atañe al modelo XC, que cuenta con suspensiones firmadas por WP, otro de los puntos clave de este nuevo modelo. El coste extra de estos elementos se justifica cuando tienes la oportunidad de comprobar que, tanto en carretera, como fuera de ella esta moto se comporta de manera ejemplar; un nuevo tanto que sabrá valorar el mencionado perfil de “Usuario Tiger”

Triumph Tiger 800 XCx y XRx - Motorbike MagazineEsta moto ha sido desarrollada teniendo muy en cuenta el perfil de usuario de la Tiger. De acuerdo a ello, el ABS y el control de tracción se han configurado para que sólo entre en acción cuando es realmente necesario, nunca antes.
Dispone de hasta cuatro modos de conducción ‑Rain, Road, Sport y Off-Road‑ más una opción extra -Rider- que permite personalizar la respuesta del motor y el nivel de intervención del ABS y del TTC.

Un amigo mío tiene un Toyota Auris híbrido –todo un prodigio en el ahorro de combustible– y como es habitual el coche cuenta con un control de velocidad que te permite circular a velocidad constante con consumos muy reducidos. Pero le sucede lo mismo que a tantos otros, cuando has pausado el control de crucero y reactivas el sistema, el coche acelera como si no hubiese mañana hasta llegar a la velocidad solicitada, y echando por tierra  las excelentes cifras de eficacia energética que estabas logrando.

Es en esos momentos cuando me acuerdo de la madre del ingeniero que diseñó el sistema…

Esto viene a colación porque la nueva Tiger 800 XCx y XRx tiene entre sus puntos fuertes el haber logrado reducir el consumo hasta un 17% respecto al modelo anterior. Y también viene a cuento porque esta moto cuenta con un sistema de control de velocidad que funciona como es debido, siendo el primer vehículo con el que me he encontrado que no hace exactamente lo mismo que os contaba con el ejemplo del Auris –y dicho sea de paso, es la única de su categoría con este gadget–. Este ejemplo es para mí es una muestra más del excelente trabajo que hacen en Triumph, cuidando detalles que hasta a los fabricantes de coches parece que se les ha pasado por alto.

He hablado mucho sobre la electrónica, quizá demasiado, dándole mucha importancia a esta parte del desarrollo que, en cierta manera, ha abierto la puerta del futuro para este modelo. No es para menos, pero tampoco lo es el funcionamiento del resto del conjunto. Ya conocíamos las virtudes del propulsor tricilíndrico de 800cc, era muy bueno y lo sigue siendo; incluso más, pues se ha optimizado su eficiencia energética para reducir los consumos manteniendo intactas sus prestaciones. Con el chasis sucede como con el motor, ya era bueno por lo que no han sido necesarias mejoras destacadas para conservar la buena agilidad del conjunto y su facilidad de conducción. Pero en materia de suspensiones sí ha habido cambios, pues se han incorporado unas firmadas por WP que hacen las Tiger XC y XCx estén un paso por delante en cuanto a comportamiento, ya sea tanto en Off, como en On-Road; todo un acierto pero es una pena que las XR y XRx se hayan quedado fuera en este aspecto. Sobre la posición de conducción, mejoras en el asiento, pues incorpora un mullido de gel que hará los viajes mucho más cómodos.

Ten por seguro que esta moto va a dar mucho que hablar; por nuestra parte ya planeamos una apasionante prueba en la que sacaremos todo el partido a la nueva Tiger. ¡No te lo pierdas!

PRECIOS TRIUMPH TIGER 800 2015

GALERIA TRIUMPH TIGER 800 2015