Así es la nueva maxitrail británica

La nueva Triumph Tiger 1200 nos ha sorprendido por muchas cosas. Es una moto poderosa, capaz, tecnológica, confortable y capaz de cumplir con nota en muy diversos ambientes gracias a sus numerosas opciones de configuración. Pero hay cinco virtudes que, por mucho que te contemos, no vas a valorar como es debido hasta que las compruebes por ti mismo.


La prensa especializada hacemos todo lo posible para transmitirte las sensaciones que dejan las motos que probamos. Cómo son, cómo van y qué se siente a sus mandos. Pero muchas veces, hay modelos que pueden llegar a sorprenderte cuando los pruebas por ti mismo. La nueva Triumph Tiger 1200 es un excelente ejemplo de lo que decimos, y muchas de esas cosas que te hemos contado sobre ella, y seguro que muchas más también, las podrás comprobar por ti mismo si te animas a ponerte a sus mandos. 

A veces no es fácil probar la moto que nos gusta, pero está claro que, antes de comprar, no hay nada como probar. Y por eso Triumph te da la oportunidad de concertar una prueba en uno de sus concesionarios para que puedas probar la nueva Tiger 1200 por ti mismo, comprobar lo que ya imaginabas y dejarte sorprender por lo que aún no se te había pasado por la cabeza. La nueva maxitrail de Hinckley supone toda una revolución en las filas de la marca británica y la mejor manera de saber de lo que estamos hablando es acercándote a conocerla en persona, agarrar su manillar y experimentarlo en vivo y en directo. Para ello, no tienes más que solicitar la prueba de una Tiger 1200, elegir el modelo, seleccionar el concesionario que más te convenga y rellenar un formulario de solicitud. 

Cuando la pruebes vas a experimentar muchas sensaciones, quizá algunas te las esperes y otras no, pero hay bastantes virtudes de la nueva Triumph Tiger 1200 que te sorprenderán cuando te pongas a sus mandos ¿Cuáles? Muchas. Pero aquí tienes cinco de ellas que quizá te venga bien tener en cuenta si lo que quieres es salir de dudas.

1. Una Tiger 1200 hecha a tu medida


Una de esas cosas que llaman la atención cuando te acercas a conocer la nueva Triumph Tiger 1200 es que la Tiger 1200 no es una moto, sino cinco. La firma británica ha desarrollado ni más ni menos que cinco versiones de su maxitrail para que puedas elegir la que mejor encaja con tus gustos y necesidades, y que así disfrutes de una moto hecha a tu medida. 

Lo primero que verás es que las nuevas Tiger 1200 se dividen en dos ramas, las GT por un lado y las Rally por otro. La principal diferencia entre unas y otras es el material y el tamaño de las llantas, pues mientras que en las GT las llantas son de aleación y la delantera es de 19”, en las Rally son de radios y la delantera es de 21”. Esto hace que las GT estén más orientadas al uso puramente asfáltico y que las Rally no le teman al off-road, por lo que teniendo eso en cuenta ya podrás ir viendo hacia qué lado te quieres decantar. 

Después, una vez que tienes más claro si eres más de GT o de Rally, podrás decidir qué autonomía quieres y necesitas. Pues dentro de cada familia hay dos variantes más: por un lado las “Pro” con depósito de combustible de 20 litros, y por otro las “Explorer”, con un gran depósito de 30 litros. Quizá estimes que con la “Pro” vas bien porque usas la moto en tu día a día y valoras la ligereza, pero una vez en marcha la “Explorer” te sorprenderá con su agilidad y facilidad de movimientos. Por lo que es recomendable tomar la decisión entre una y otra una vez que se han probado, porque si notas que la diferencia no es tanta… el hecho de disponer de 10 litros más en el depósito sí es importante si vas a viajar con ella.

Cuando las pruebes comprobarás el gran trabajo que ha hecho Triumph en ellas para garantizar una importante reducción de peso respecto a su predecesora. Piensa que la nueva Tiger 1200 pesa unos 25 kilos menos que la anterior Tiger 1200 en términos generales, aunque luego varíe en cada modelo, y esos son muchos kilos. Incluso las versiones Explorer, que tienen un depósito mucho mayor, son 13 kilos más ligeras que la antigua XRT. Además, ten en cuenta que todas cuentan con asientos regulables en altura.

2. Un motor único de configuración T-plane


En el momento en el que te pongas a rodar con la nueva Tiger 1200 de Triumph vas a descubrir algo extremadamente característico de ella: su motor. Tan característico, que no vas a encontrar otra cosa igual en el mercado, pues este propulsor es único. No hay un motor igual. Quizá hayas tenido la oportunidad de probar monocilíndricos, bicilíndricos en diferentes configuraciones o algún que otro tetracilíndrico. Es posible que hayas probado incluso otros tricilíndricos, pero como este de la Tiger 1200, con configuración T-plane, un calado a 180, 270 y 270 grados y un orden de encendido 1-3-2, seguro que ninguno. Hablamos de un propulsor de 1160 cc capaz de ofrecer una potencia de 150 CV y un par de 130 Nm, contundente y muy agradable a la marcha. 

Esta configuración le otorga una muy buena respuesta a bajas revoluciones, con un tacto que se asemeja bastante al de un bicilíndrico, y esto tiene dos grandes ventajas en dos ámbitos muy concretos: uno, en el campo, ya que a ritmo bajo tenemos en el puño del gas todo el control al menor giro de muñeca; y dos, en ciudad, donde en muchas ocasiones necesitamos moverte a una velocidad muy lenta entre el tráfico urbano, y ahí tener respuesta a bajas revoluciones es fundamental para movernos con soltura.

Cuando subimos de revoluciones es cuando sale a relucir el carácter y la suavidad de sus tres cilindros, y además, aunque tengas un quickshifter que trabaja perfectamente, verás que con un motor tan aprovechable utilizas mucho menos el cambio de marchas. No olvidemos además que la transmisión es por cardán, por lo que ni el paso de los kilómetros en grandes viajes o el polvo en pistas off-road serán un problema que comprometa su mantenimiento, lo que nos permite conducir sin preocuparnos en nada más que disfrutar. Además, a día de hoy, es la moto trail con cardán más potente del mercado.

3. Una electrónica de vanguardia con componentes y acabados de alta gama


La nueva Triumph Tiger 1200 viene hasta arriba de electrónica por lo que contamos con todo tipo de ayudas que hacen de nuestra conducción una experiencia más segura y excitante. Y claro, por mucho que te cuenten, esto es algo que no vas a poder comprobar hasta que lo pruebes por ti mismo. De modo que cuando te pongas a los mandos de la Tiger vas a ver cómo la electrónica trabaja para ti en tiempo real. Una unidad inercial IMU es la encargada de monitorizar posición y movimientos de la moto para predecir la mejor intervención de cada asistencia en cada momento, y vas a poder probar los 6 modos de conducción que llega a tener dependiendo del modelo. 

La lista es larga y cabe destacar dispositivos como el ABS y el control de tracción en curva, el asistente de salida en pendiente, el quickshifter, la conectividad bluetooth y la navegación mediante la App My Triumph, la monitorización de presiones (TPMS), los puños calefactables, los asientos calefactables, el control de crucero, el sistema keyless (contacto y depósito) e incluso iluminación full-led con faros adaptativos. Todo, además fácilmente configurable desde una gran pantalla TFT a color con conectividad.

Además, algo muy importante a tener en cuenta, es que en la Tiger 1200 prácticamente toda la electrónica es de serie, por lo que no vas a tener que sumar diferentes extras a su precio final a no ser que quieras añadir unas maletas, unas defensas, otro asiento o ese tipo de accesorios. Porque en lo que se refiere a la electrónica todo, o casi todo, viene con la moto de fábrica. 

Pero toda la electrónica se quedaría en nada si los componentes de la Tiger 1200 no fueran de la calidad necesaria, y para eso Triumph ha recurrido a elementos con nombre y apellido: frenos Brembo Stylema, bomba radial Magura, suspensión semi-activa Showa… y todo puesto a punto en conjunto para que en marcha el comportamiento de la Tiger sea preciso, fiable e intuitivo.

Como verás en cuanto te acerques a ella, la calidad no solo se demuestra con los elementos empleados en su parte ciclo, sino también en su acabado exterior. Cuando la toques, verás que la calidad de todos sus materiales, plásticos y metálicos, son de primera categoría. Cuando lo hagas, presta especial atención a cada una de las texturas y a las piñas de mandos, toda una referencia entre las de su especie. 

4. Sin preocupaciones: 4 años de garantía de fábrica y de serie


En Triumph están muy seguros de la fiabilidad de su nueva Tiger 1200, de modo que ofrecen 4 años de garantía de fábrica y de serie. Quizá es algo que no podías imaginar o a lo que no habías dado importancia, pero sin duda será una de las cosas que te llamará la atención cuando vayas a probarla por ti mismo. 

Hablamos de una garantía sin condiciones. Que no está sujeta a financiaciones o a servicios extra. Nada de eso. Todas las Triumph que se comercializan en España y Portugal desde enero de 2022 tienen 4 años de garantía de fábrica, y con eso disfrutarás de una tranquilidad total, pues si algo falla la marca estará detrás para solucionarlo durante cuatro largos años. Y sin límite de kilometraje, ojo.

Triumph quiere que disfrutes de la nueva Tiger 1200 totalmente despreocupado, y nada mejor que cubrir su moto con 4 años de garantía. Un respaldo que incluye la moto sin que tengas que pagar ningún extra por ello, y que sin duda es un aliciente a tener muy en cuenta cuando la compares con otros modelos de la competencia.

5. Una financiación TriStar con opciones tentadoras


Posiblemente, muchos cambiaríamos de moto mañana mismo si nos lo pudiéramos permitir. Hacer frente a la compra de una nueva moto no siempre es fácil, por lo que Triumph ha buscado una solución para que este proceso sea mucho más fácil y accesible. 

Cuando vayas a probar la Tiger 1200 vas a ver que Triumph ofrece dos sistemas diferentes de financiación: el TriStar Easy y el TriStar Multiplan. El primero, el TriStar Easy, lo podemos entender como un sistema de financiación clásico, en el que cuota a cuota vas pagando el precio total de la moto en el tiempo que te sea oportuno. Mientras que el segundo, el TriStar Multiplan, te permite dar una entrada y pagar cuotas durante tres años, y entonces decidir si te quedas con la moto, si la devuelves o si la cambias por una nueva. Te puede ser de gran ayuda  jugar con la calculadora financiera de Triumph para ver tu plan de financiación ideal, ya que ahí podrás ir haciéndote una idea de los números que manejarás pudiendo elegir la entrada que quieres dar, añadir incluso el valor de los accesorios para financiarlos y ver la cuota mensual que sale. Lo que puede ser una buena idea si el factor económico es determinante para ti y quieres comparar los números con los de otros modelos que puedas tener en mente. Quién sabe, igual el resultado que obtengas se convierte en una de esas virtudes que te sorprenderán de la nueva Triumph Tiger 1200.

Deja una respuesta

Volver a la home