Fase 3, terminada

El proyecto de moto eléctrica Triumph TE-1 continúa su fase de desarrollo. A partir de ahora, arrancan seis meses de pruebas reales con el prototipo físico antes de su demostración final.


La Triumph TE-1 es la moto eléctrica en la que la marca británica está involucrada junto a otros socios y parece que va por buen camino. Hoy se ha presentado ya el prototipo construido al terminar con éxito la fase 3 (de 4) y que posteriormente tendrá que empezar a realizar sus primeras pruebas dinámicas. El proyecto, que empezó en 2019 con la colaboración entre Triumph Motorcycles, Williams Advanced Engineering, Integral Powertrain Ltd. y WMG (Universidad de Warwick) y financiado por la Comisión de Vehículos de Cero Emisiones del Reino Unido va dando pasos satisfactorios y todo eso parece no ser realidad hasta que no lo puedes 'ver y tocar'. Por primera vez, existe ya un modelo físico en el que se integran todas las innovaciones aportadas por los equipos de trabajo.

En lo que afecta a Triumph, la marca británica ha realizado múltiples pruebas y sesiones de trabajo con la parte ciclo, incluido chasis y subchasis, el puesto de conducción, el carenado y las ruedas, así como el sistema de transmisión con correa Gates Carbon. También se han instalado y probado una horquilla invertida Öhlins y un prototipo de amortiguador trasero también firmada por la marca sueca, pinzas Brembo monobloque M50 y software de control de la motocicleta de Triumph. El puerto de carga irá alojado en el hueco del depósito. Además, tal y como auguraban los dibujos de los bocetos, adquiere la estética de una naked que nos recuerda a las familias naked del catálogo como la Triumph Street Triple RS y la Triumph Speed Triple RS.

Steve Sargent, Director de Producto de Triumph: «Durante la fase 3, nos hemos centrado en construir la base sobre la que desarrollar el primer prototipo de moto eléctrica de Triumph. Estoy muy satisfecho con el resultado de los esfuerzos de Triumph y los socios del TE-1 por crear una moto de demostración que no solo resulta atractiva a la vista, con todos los rasgos de diseño característicos de Triumph, sino que también incorpora un nuevo e impresionante propulsor eléctrico con un gran potencial de desarrollo en el futuro».

Todo esto viene de una fase 2 en la que se entregó una batería totalmente probada y de una fase 3 que comenzó en marzo de 2021, donde Williams Advanced Engineering logró determinar y corregir algunos puntos críticos del proyecto como la optimización del centro de gravedad, una unidad de control del vehículo, un conversor CC/CC, un sistema de refrigeración integrado, un puerto de recarga y unas elegantes cubiertas de carbono.

Integral Powertrain también ha terminado su parte del proyecto con la creación de un prototipo con un motor que puede desarrollar más de 500 kW de potencia (670 cv) con un inversor integrado escalable combinado con tecnología de conmutación de carburo de silicio y sistema de refrigeración integrado. Según cuentan, la moto ya tiene el motor y la unidad del inversor y los objetivos de rendimiento y eficiencia del ciclo previstos en el diseño, el modelado y la simulación se están cumpliendo.

Por su parte, la WMG (Universidad de Warwick), que creó un software puntero, ha terminado la simulación final previa a la fase de pruebas, cuyos resultados indican que el proyecto está en vías de proporcionar el rendimiento y la durabilidad previstos.

Después de todos esos avances, llega esta fase en la que el prototipo real de la Triumph TE-1 se someterá a diferentes pruebas durante 6 meses en carretera abierta, circuito y otras evaluaciones de la dinámica. Este plan de pruebas está diseñado para obtener los resultados necesarios que permitan a los equipos de trabajo realizar los últimos ajustes de la configuración y la calibración finales.

Tras este medio año, allá por el verano seguramente, el prototipo terminará de equipar el carenado y el esquema de pintura definitivos con los que saldrá a pista para una demostración activa. Será en ese momento cuando se desvelen los resultados del proyecto, incluidas las especificaciones finales y los resultados de las pruebas, además de las conclusiones sobre los objetivos de innovación del proyecto y las sensaciones de los pilotos de pruebas.

Triumph TE-1: ¿La primera moto eléctrica de la marca?


Una vez finalicen todas estas fases, no se conoce cuál será el futuro de este denominado "prototipo de demostración" Triumph TE-1. En palabras del director general de Triumph, Nick Bloor, «estoy entusiasmado con los resultados que hemos alcanzado con nuestros socios, y con las ilusionantes perspectivas del futuro eléctrico que se abre ante nosotros. Esperamos seguir desarrollando esta ambiciosa e innovadora labor en el prototipo de demostración TE-1 durante la fase de pruebas en vivo, y compartir el resultado con los fans de Triumph de todo el mundo».

Lamentablemente, no reconocemos ni un atisbo o amago de querer enseñarnos que este modelo vaya a comercializarse como tal en un futuro cercano. Sin embargo, nos cuesta pensar que la marca de Hinckley se vaya a quedar simplemente en una colaboración con una investigación universitaria. Estamos seguros de que las conclusiones de todo este trabajo realizado en la Triumph TE-1 servirán para empezar a pensar en una primera moto eléctrica más pronto que tarde. De momento, ¡el proyecto tiene muy buena pinta!

Deja una respuesta

Volver a la home