Guía para entender cuál es mi Street Triple o Speed Triple

¿Conoces las diferencias entre las Triumph Street Triple S, R y RS? ¿Y con la Triumph Speed Triple RS? Te explicamos cómo es cada una de estas roadster británicas y cuál es la mejor para ti...


La gama Roadster de Triumph es una de las más deseadas. Ya desde hace décadas, las Speed Triple y Street Triple han ido ganando posiciones desde ser una opción más o menos exótica a estar en la primera línea de las naked, tanto desde el punto de vista de rendimiento como de tecnología.

La marca británica ha logrado desplegar una familia atractiva, tecnológica y con un rendimiento 'para enmarcar'. Sin embargo, muchos usuarios no saben cómo acercarse a la gama nacida en Hinckley. Cilindradas, potencias, tipos de carnet, niveles de equipamiento... En este artículo, vamos a explicar cuáles son las diferencias de estos dos modelos tricilíndricos y sus diferentes versiones. Permanece atento y tendrás más claro si es tu moto la Triumph Street Triple o la Triumph Speed Triple... ¡y en qué versión! A modo de resumen, hay que quedarse con que éstos son los modelos que tenemos:

  • Triumph Street Triple S (660 cc / 95 cv).
  • Triumph Street Triple R (765 cc / 118 cv).
  • Triumph Street Triple RS (765 cc / 123 cv).
  • Triumph Speed Triple RS (1050 cc / 150 cv).

Triumph Street Triple


La Triumph Street Triple nació en 2007 como la versión naked de la deportiva Daytona 675, con unas líneas de estilo más alineadas con el look streetfighter de la Speed Triple. Mantenía el carácter deportivo de la Daytona, pero resultaba más polivalente al reemplazar los semi manillares por un manillar ancho y, por supuesto, resultaba más asequible y más amigable para cualquier tipo de usuario que la Speed Triple de 1050 cc de aquel entonces, la cual era un auténtico caballo desbocado que requería de manos expertas. La Street Triple brillaba por su cilindrada media y unas especificaciones equilibradas. Además, en España se posicionó como una opción más que interesante para aquellos que estrenaban su carnet A2 en un momento en que pocas marcas traían motos limitables a 35 kW.

En nuestro tiempo, se trata de un modelo con diferentes variantes que pueden adaptarse tanto a conductores que se estrenan en moto grande con el carnet A2 como a auténticos pilotos que buscan el mayor rendimiento del motor y las mejores exquisiteces de todos los componentes. En 2020 se ha renovado con ciertos retoques estéticos, adaptación de sus motores a la Euro 5 y otras mejoras.

A continuación, vemos cada una de las versiones disponibles, su precio y sus características propias de rendimiento y equipamiento:

Triumph Street Triple S

Se trata del modelo roadster más asequible de la marca. Cuenta con un motor tricilíndrico similar al resto de la gama, pero de 660 cc, el cual rinde una potencia de 95 cv. Esto la hace limitable a los 47 cv máximos para el carnet A2 y se convierte en un modelo perfecto para adquirir experiencia con 'moto grande' antes de obtener el carnet A. En ese momento, el usuario puede devolver su rendimiento a la potencia original y disfrutar de moto para mucho tiempo más con un rendimiento nada desdeñable.

Su parte ciclo derrocha calidad, con unas suspensiones Showa y pinzas de freno Nissin delante y Brembo detrás mientras que los neumáticos de serie son los Pirelli Diablo Rosso III.

La Triumph Street Triple S llega con el equipamiento más básico, pero muy interesante, con dos modos de conducción (Road y Rain), control de tracción desconectable y faro LED.

El usuario puede disfrutar de una Triumph Street Triple S fácil de conducir, noble y divertida que es aprovechable tanto limitada para el carnet A2 como deslimitada para disfrutar de todo su potencial. Además, su precio es el más atractivo y ahora mismo está en promoción con matrícula de regalo y financiación sin intereses (más info).

Triumph Street Triple R

La 'R' dispone de un motor tricilíndrico de 765 cc, un propulsor que sirve como base de todas las motos que compiten en el Mundial de Moto2, por lo que tiene un potencial abrumador. A pesar de cumplir con todas las directrices que marca la Euro 5, es un motor que mantiene los 118 cv de potencia máxima del modelo anterior y que además mejora sus prestaciones, ya que ofrece su par motor máximo de 77 Nm antes (a 9400 rpm), gracias a detalles como un nuevo air-box y el sistema de escape, además de menores inercias rotacionales internas.

La Triumph Street Triple R cuenta con una decoración específica con dos opciones con detalles en rojo y en las llantas además del característico color rojo del subchasis que siempre ha definido la versión 'R'.

Entre sus características propias, hay que contar con el cambio rápido de subida y bajada. Dispone de frenos Brembo al completo (con pinzas delanteras monobloque Brembo M4.32 de 4 pistones) y las suspensiones Showa (horquilla SF-BPF de 41 mm y monoamortiguador trasero con depósito de gas independiente), aquí ajustables en precarga, extensión y compresión. Añade también un modo de conducción adicional (Road, Rain y Sport) además de los neumáticos Pirelli Diablo Rosso III.

Por el mismo precio, tenemos la Triumph Street Triple R Low, una variante perfecta para adaptarse a los que buscan una moto más bajita, gracias a bajar su asiento de los 825 mm convencionales hasta los 780 mm de la 'Low'.

Ambas cuentan con unas cualidades que hacen a la Triumph Street Triple R una de las naked más equilibradas, con un rendimiento muy generoso y un nivel de equipamiento-precio muy inteligente.

 

Triumph Street Triple RS

Se trata de la versión más avanzada de la gama. Su motor es el mismo tricilíndrico de 765 cc, pero su potencia asciende en esta moto hasta los 123 cv con un comportamiento que refleja el desarrollo realizado para el motor del Mundial de Moto2.

Además de las dos decoraciones propias y algunos acabados de mayor calidad, la Triumph Street Triple RS es el nivel máximo de equipamiento y rendimiento que puedes encontrar en esta familia. El usuario dispone de características propias como la instrumentación con pantalla TFT apta para el sistema de conectividad MyTriumph. También añade más modos de conducción y ofrece una vocación aún más deportiva y configurable: Road, Rain, Sport, Track, y Rider (personalizable).

Sus diferencias respecto a la 'S' y la 'R' continúan en la parte ciclo con un doble disco flotante delante de 310 mm con pinzas radiales Brembo monobloque M50 de 4 pistones, maneta de freno ajustable también Brembo y disco trasero de 220 mm con pinza Brembo mono-pistón además de ABS desconectable para el tren trasero. El apartado de suspensiones se distingue por la horquilla invertida Showa BPF y el monoamortiguador trasero Öhlins STX40 con depósito de gas independiente, ambas totalmente regulables. Por último, dispone de luz diurna DRL y neumáticos específicamente elegidos para esta versión, los Pirelli Diablo Supercorsa SP.

Sin duda alguna, la Triumph Street Triple RS se posiciona como una de las naked de medio peso de mayor rendimiento, agilidad, calidad y equilibrio. Todo un acierto si buscas buen rendimiento y equipamiento sin necesidad de acceder a motos de cilindradas más altas.

 

Triumph Speed Triple RS


Actualmente, la marca ha centralizado sus ventas en la Triumph Speed Triple RS, una única versión que encarna lo que puede ser una supernaked por antonomasia con rendimiento, tecnología y actitud como piedras angulares. La Triumph Speed Triple S es una versión que permanece de manera testimonial y se caracteriza por componentes más asequibles.

Su corazón es también un motor tricilíndrico, pero en este caso con 1050 cc y una serie de componentes y configuración que le hacen sacar 150 cv de potencia y 117 Nm de par. Muchos dirán, efectivamente, que no está entre las supernaked más potentes del mercado, pero la exquisita puesta a punto y la configuración de 3 cilindros hacen que sea uno de los motores más aprovechables del mercado.

El resto de componentes son de primer nivel en la RS, con frenos Brembo con pinza monobloque de 4 pistones y suspensiones Öhlins regulables. El resto del equipamiento es 'tope de gama', con pantalla TFT de 5" a color con navegación por joystick e instrumentación retroiluminada, llave inteligente, botón de bloqueo de dirección, 5 modos de conducción (Road, Rain, Sport, Rider programable y Track) y un control de tracción y un ABS desconectables que se optimizan en curva según una unidad inercial IMU.

Como ves, la Triumph Speed Triple RS es el máximo nivel de la gama roadster británica, dirigida a los que buscan el mayor rendimiento conjugado con la última tecnología del mercado.

Volver a la home