Tras conocer que habrá una nueva Speed Triple S en 2016, era inevitable que su hermana más racer viniese de la mano con ella. Efectivamente, a comienzos de año tendremos en nuestros concesionarios a la nueva Triumph Speed Triple R. Más agresiva, deportiva y mortífera que nunca.

Partiendo de la sólida base que aporta la nueva Triumph Speed Triple S, la Speed Triple R refuerza su nivel de prestaciones en busca de una experiencia deportiva sin límites. Las novedades de la naked se reparten en tres áreas diferentes pero que necesitan coexistir entre sí como son el motor, el chasis y el diseño.

El nuevo propulsor mantiene el tres en línea clásico de 1050cc, con importantes mejoras en cigüeñal, culata y novedades bastante sonoras como el novedoso acelerador electrónico, un gadget indispensable en monstruos deportivos de la talla de la Triumph Speed Triple R.

Nueva Triumph Speed Triple S 2016 Triumph-Speed-Triple-S-2016_3

La parte ciclo también se ve modificada con un diseño mucho más liviano y minimalista, enfocando la conducción del piloto hacia el depósito y dejando un poco de lado su innegable filosofía naked. En este sentido la Triumph Speed Triple R incorpora elementos donde se diferencia especialmente de la S. Este es el caso de las suspensiones Öhlins, con una horquilla delantera NIX30, así como el amortiguador trasero TTX36.

Muchos de los componentes de la nueva Triumph Speed Triple R están fabricados en fibra de carbono como es el caso del guardabarros delantero y los paneles laterales del depósito de combustible. Un sinfín de accesorios mucho más deportivos que terminan por conformar una verdadera máquina de circuito.