Probamos las nuevas Triumph Scrambler 1200 X y XE en su presentación internacional

Existen dos motos únicas, podríamos decir que sin rival, pero capaces de plantar batalla en un segmento tan competido como el de las trail de 21’, a la vez que se posicionan como dos de las mejores motos retro que puedes comprar en todos los sentidos. Así son las nuevas Triumph Scrambler 1200 X y XE.

Para la próxima temporada 2024, Triumph ha decidido renovar dos de sus modern classics más capaces, la Triumph Scrambler 1200 X –anteriormente XC– y su versión más equipada la Scrambler XE. Se trata de dos modelos que, si te gustan las motos trail, quizá ni te plantearías, pero te diré algo, no solo deberías echarle un vistazo porque visualmente podrían cautivarte, sino que realmente estamos ante dos modelos con suficientes argumentos para plantar cara a cualquier trail de 21’, segmento en el que recordemos Triumph ya compite con su espectacular Tiger 900.

Esta no va a ser la prueba que esperabas, una prueba en la que alardeamos de la gran línea de diseño, la sensación de conducir una moto con estilo, con párrafos enteros hablando del legado Scrambler, Bonneville, etc… Una moto con unas cifras y componentes como los que equipan estas Scrambler se merecen mucho más, se merecen exprimirlas para comprobar si son más que “una cara bonita”. Porque si es así, amigo mío, es muy probable que nos rompa todos los esquemas y que haga cambiar de opinión a más de uno que esté planteándose comprar una trail.

Equipamiento

— Equipamiento:

  • Casco AXXIS Wolf DS
  • Chaqueta RST RANGER CE
  • Pantalón RST X KEVLAR
  • Guantes RST ADVENTURE-X CE
  • Botas RST ADVENTURE-X CE

— Cámaras de acción:

Opinión

Lo mejorPodría mejorar
  • Suspensión
  • Tacto del motor
  • Diseño
  • Ergonomía asimétrica
  • Piñas/instrumentación versión X

Precio y rivales de las Triumph Scrambler 1200

Triumph Scrambler 1200 X 2024 Prueba 30Sorprendentemente, la renovación de las Scrambler 1200 ha venido acompañada de una ligera rebaja en el coste. En una era en la que año tras año las motos no paran de subir de precio, resulta insólito, si. La razón de ello reside principalmente en el cambio de proveedor de las suspensiones y prescindir del sistema Keyless.

La versión más económica evidentemente es la Scrambler X (14.695 €), con un equipamiento más espartano y orientada a un uso más tranquilo y asfáltico. La Scrambler XE sin embargo se posiciona en los 16.195 €, un precio más acorde a los componentes y equipamiento que incorpora de serie.

En ambos casos, en especial la versión X, debemos compararla con otros modelos scrambler como la BMW R nineT Urban G/S (13.950 €), la nineT Scrambler (14.640 €), o la Indian FTR Rally (17.190 €), todas ellas de estética “retro-off”, aunque estas Triumph se desmarcan ligeramente del resto por su llanta de 21’.

Triumph Scrambler 1200 XE 2024 Prueba 17Muchos me tacharéis de loco, pero si echamos un vistazo a esa llanta y, en el caso de la XE, su suspensión de 250mm y su equipamiento electrónico, me atrevo a colocarla –o al menos a invitarte a hacer una comparación– en el segmento trail, o “pro-trail” como le llamamos a veces. El abanico es amplio, pero atendiendo a las capacidades off-road, las contrincantes más duras serían la Ducati DesertX (17.490 €), BMW F 900 GS (13.950 €), KTM 890 Adventure R (

), Husqvarna Norden 901 Expedition (15.975 €) o por supuesto, la Triumph Tiger 900 Rally Pro (17.195 €), todas ellas con prestaciones similares y en especial, recorridos de suspensión por encima de los 230mm.

Características, novedades y diferencias entre las Triumph Scrambler 1200 X y XE

Triumph Scrambler 1200 XE 2024 Prueba 25Estas 1200 han recibido algunas mejoras de cara a la temporada 2024. Si bien es cierto que no estamos ante una renovación drástica de la gama, a continuación te contaremos las principales características que las definen, qué ha cambiado y en qué se distinguen ambos modelos entre sí.

Motor de 1200cc. El denominado Bonneville, bicilíndrico en línea, sigue siendo el alma de la moto con una estética muy característica en la marca y con cifras similares a la generación anterior, 90 cv y 110 Nm de par, aunque en esta nueva edición se entregan antes, a 7.000 y 4.250 revoluciones respectivamente. Implementa varias mejoras para cumplir las últimas normativas de emisiones, que han hecho que el depósito pase de 16 a 15 litros, pero que gracias a las mejoras en el consumo mantiene una autonomía similar, ahora con 4,4 L de consumo a los 100 km.

Triumph Scrambler 1200 XE 2024 Prueba 41Nueva suspensión Marzocchi. En ambos casos se abandona la combinación Showa/Öhlins por un equipo firmado por Marzocchi de 45mm de diámetro. Aquí reside también una de las principales diferencias, con un recorrido de 170 mm sin regulación para la X –se reduce 30 mm respecto a la XC anterior–, mientras que la XE equipa una horquilla regulable en hidráulicos y precarga de 250mm. Mantienen eso sí la configuración de doble amortiguador trasero característico de la gama.

Chasis de acero. Se mantiene en ambas motos su característica configuración de chasis tubular, con un basculante de fundición de aluminio 32 mm más largo en la XE respecto a la X. El peso total con todos los líquidos es de 228 kg y 230 kg la XE.

Triumph Scrambler 1200 XE 2024 Prueba 30Llantas de 21’ y 17’. Una combinación más habitual en motos trail que en gamas retro, que las convierten en las únicas ‘big-scrambler’ del mercado y, combinadas con la suspensión, les otorgan una altura de asiento de 820mm y 870mm para la X y XE respectivamente (-25 mm en ambos casos con el asiento bajo opcional). Esto, sumado a un manillar 65 mm más ancho –con torretas reversibles– y el basculante, hacen de la versión XE una moto de mayor envergadura en todos los sentidos con unos generosos 237 mm de distancia libre al suelo.

Frenos Nissin/Brembo. La Scrambler X equipa unos frenos firmados por Nissin, con doble disco delantero de 310 mm y pinzas radiales de 4 pistones delante, y monodisco de 255 mm detrás, por supuesto con ABS en curva. Un paso por delante se sitúa la XE con un doble disco de 320 mm y pinzas monobloque Brembo Stylema M4.30, de lo mejorcito del mercado hoy por hoy. En ambos casos eso sí, contamos con una bomba radial brembo, latiguillos metálicos y manetas regulables.

Triumph Scrambler 1200 XE 2024 Prueba 45Electrónica de primer nivel. Como decíamos, no son simplemente una cara bonita. Contamos con hasta 5-6 modos de conducción –uno de ellos personalizable–, acelerador electrónico, plataforma inercial, ABS en curva, control de crucero o toma USB. Las diferencias electrónicas entre los modelos la encontramos en un modo Off-Road Pro añadido a la XE y en el display, mixto LCD/TFT en la X mientras que la XE equipa una pantalla completamente TFT, en ambos casos circular respetando la línea de diseño “Neo-retro”. También contamos con extras opcionales como el control de presiones TPMS, puños calefactables o el módulo de conectividad.

Diseño inconfundible. Por supuesto no podemos pasar por alto el diseño, con el característico doble escape elevado y un diseño general prácticamente calcado al anterior, con tecnología full LED con luz diurna DRL eso sí, y como novedad, una gama de colores renovada con tres opciones disponibles diferentes para la X y XE.

Prueba de la Scrambler 1200 X

Triumph Scrambler 1200 X 2024 Prueba 35Desde el primer momento en que te subes a la Scrambler X notas que se ha convertido en una moto más racional que su predecesora la XC. Con una suspensión de 170 mm, ahora es más accesible al suelo y la posición de conducción es muy natural e intuitiva.

Con mi 1,72 llego perfectamente al suelo, aunque sin apoyar los talones, hay que tener en cuenta que el asiento tiene un perfil bastante cuadrado. En cualquier caso te da mucha superficie de apoyo y con un mullido bastante blando hacen que el asiento sea bastante cómodo, la fatiga no vendrá por el mullido en sí en largas rutas, sino en conducción más deportiva por no tener apoyo para que tu trasero “haga tope” en las aceleraciones. La posición a los mandos como digo es muy natural, lo único que debes tener en cuenta es que una buena Scrambler no merece ese nombre si el escape no lo lleva elevado. Eso provoca que la ergonomía sea algo asimétrica, nada exagerado, pero es algo que deberás sacrificar en favor de esa estética única.

Triumph Scrambler 1200 X 2024 Prueba 27El sonido es otro de los factores que te sacarán una sonrisa. Ese calado a 270º del motor, que trabaja a bajas vueltas y acompañado del espectacular escape, le otorgan un sonido único y contundente. A los pocos kilómetros ya estaba babeando con el tacto del motor. ¡Qué finura! Su estética y cifras invitan a pensar en un motor algo brusco o tosco en cuanto al tacto, pero nada de eso. Han conseguido en el bicilíndrico un comportamiento que pocos han logrado en desarrollos similares. Peinas un poquito el puño del gas y la respuesta es totalmente suave y progresiva, sin ningún tipo de tirón al cortas gas volver a acelerar. Eso sí, si le pides marcha te la da, y de la buena. Su zona de confort está entre las 3.000 y 4.500 vueltas, aunque acelera progresivamente hasta el corte, a poco más de 7.000, donde da la cifra máxima de potencia. En cuanto a vibraciones está también muy bien trabajada, se dejan notar levemente cuando subes mucho de vueltas, pero como digo, en condiciones normales no se sienten lo más mínimo. La caja de cambios también super precisa, aunque si te lo estás preguntando, no, no existe la opción de instalar un 'quickshifter'.

Triumph Scrambler 1200 X 2024 Prueba 22La electrónica juega un papel muy importante en todo esto. Por supuesto contamos con acelerador electrónico que ha sido perfectamente configurado para conseguir ese tacto super preciso, sin vacíos en el inicio del giro del puño. Equipamos diferentes modos como hemos visto, 5 en el caso de la X, muy bien optimizados cada uno para su uso. Básicamente en el modo Rain lo que se consigue es “domar” el motor en especial en la primera mitad del giro del acelerador, para que la entrega sea más suave en especial con la moto inclinada, y se le va dando una respuesta más directa en los modos Road o Sport, llegando a levantar la rueda de forma controlada si aceleras con contundencia en primera, segunda o tercera. Por cierto, dispone también de un modo off-road, para todos aquellos que queráis hacer alguna pista sencilla con esta versión X.

Dinámicamente también ha sido una sorpresa. Cuando probamos una moto con doble amortiguador trasero solemos notar una moto muy rígida e incluso algo incómoda en carreteras muy bacheadas. La verdad es que esta no ha sido el caso, o no demasiado. Ciertamente me he encontrado una suspensión que se sujeta bastante bien, en especial teniendo en cuenta que, aunque sea la pequeña, no es un recorrido corto. Sabiendo eso, la verdad es que el comportamiento era bastante equilibrado, lo suficientemente firme si te animas en un puerto de montaña, pero lo bastante cómodo como para no estar sufriendo a los 30 km.

Triumph Scrambler 1200 X 2024 Prueba 36

Honestamente, me esperaba una moto algo más ligera en los cambios de dirección, quizá por la gran diferencia de 80mm entre la suspensión de esta X y la XE, pero ciertamente no es una Thruxton, seguimos teniendo una llanta de 21’, 170 de recorrido y un manillar algo más corto que la XE, hay que trabajar un poquito si te encuentras un tramo animado de curvas. Eso sí, dinámicamente va tan bien, que el límite te lo va a marcar rápidamente las estriberas.

Respecto a los frenos, aunque no tengamos las famosas Brembo Stylema en esta versión, para nada se queda corta. Tiene un tacto menos directo eso sí, pero frenas con un solo dedo con contundencia y el límite lo encuentras más en el neumático, más orientado a durabilidad y evidentemente más delgado al ser de mayor diámetro, lo que hará que si le exiges, se active el ABS con cierta facilidad.

Triumph Scrambler 1200 XE 2024Prueba56

«Os voy a hacer la mejor descripción que se me ocurre de esta moto cuando le desconecté las ayudas: “UFFFF…”»

Prueba de la Scrambler 1200 XE en carretera y campo

Triumph Scrambler 1200 XE 2024 Prueba 3Que la diferencia entre la X y la XE es notable no hace falta ni decirlo. Nada menos que 80 mm de diferencia de suspensión, +50 mm de asiento, +65 mm de manillar… dinámicamente es otra moto.

Es un conjunto con el que si eres especialmente alto te sentirás cómodo como en pocas motos, especialmente de corte clásico. Probablemente si mides 1,72 como yo, sea una moto que ni te plantees, pero estando habituado a motos de enduro, me resultó de lo más sencillo hacerme a ella. Evidentemente olvídate de pisar con ambos pies en el suelo si eres de los míos, pero una vez encima, me ha resultado incluso más cómoda que la X. Al final, vas con las piernas menos recogidas y con los brazos más abiertos. Si vas tranquilo, digamos que es un poco más “sofá”.

Triumph Scrambler 1200 XE 2024 Prueba 12Ahora bien, para nada he ido a probar la XE para ir de paseo. El motor invita a una conducción en bajas vueltas, muy al estilo de una monocilíndrica o una moto de enduro 4T, la sensación es brutal. El comportamiento por supuesto es igual a la versión X, el motor no cambia, aunque sí algunas sensaciones dinámicas al acelerar debido a la diferencia de altura.

En este caso tenemos un recorrido de suspensión sorprendentemente alto. Esto tiene sus cosas buenas y no tan buenas. En carretera esta XE tiene una transferencia de pesos al acelerar o frenar bastante importante. Es realmente sorprendente el gran trabajo que se ha hecho con el setting de las suspensiones, eso sí. Para todos aquellos preocupados por el cambio de Showa/Öhlins a estas Marzocchi, podéis estar tranquilos. Ese desmesurado recorrido les ha permitido hacer una suspensión increíblemente cómoda en cualquier carretera por rota que esté, de hecho, me ha sorprendido gratamente cómo gestiona los baches largos o badenes, donde otras suspensiones similares se quedarían meciéndote un rato de arriba abajo y en estas simplemente se tragan el bache sin inmutarse. Brutal. Lo único a lo que has de acostumbrarte es que si frenas muy de golpe, la moto se hunde bastante y además, se extiende también bastante el tren trasero, casi dando la sensación de que fueras a hacer un invertido –tranquilos, la electrónica no te dejaría–. En cuanto te acostumbras un poco a ello, y en especial si te ayudas un poco del freno trasero, se convierte en algo normal y 100% controlado.

Triumph Scrambler 1200 XE 2024 Prueba 4De hecho, para nada me ha supuesto un problema este efecto en la entrada de curva, al contrario. Me ha pasado exactamente lo opuesto a lo que experimenté con la versión X, llegué con una idea en la cabeza de moto más torpe debido a sus cifras, y me he encontrado una moto super agradecida en curvas y super ágil especialmente teniendo en cuenta su altura. El manillar tan ancho hace que tengas mucha palanca y para nada me costaba seguir el ritmo y afrontar curvas de la misma manera que lo hacía con la X.

Pero como os decía, aquí no hemos venido solo a pasear, así que como el evento estaba organizado por los chicos de Triumph Adventure Experience, nos tenían preparada también una incursión off-road por sus instalaciones donde imparten cursos y organizan actividades. Cambiamos a modo off-road y ¡al lío!

Lo primero que noté es una electrónica muy bien optimizada, lo habitual en cualquier moto trail como pudiera ser una Tiger 900. El modo offroad estándar ayuda bastante a un usuario de cualquier nivel a entrar en campo. Permite que la rueda deslice lo justo para que la moto avance o suba cualquier cuesta, pero sin darte ningún susto. También me gustó mucho el tacto de los frenos en campo y cómo se ha optimizado el ABS delantero para conseguir detener esos 230 kg. Ahora bien, la Scrambler XE equipa un modo Off-road Pro que hace las delicias de los amantes del barro. Os voy a hacer la mejor descripción que se me ocurre de esta moto cuando le desconecté las ayudas: “UFFFF…” Qué pasada, de verdad. Evidentemente has de "tener manos", pero es que la moto parecía haber pasado de 50cv a los 90 que tiene. Los Anakee Wild escarbaban la tierra como si les fuera la vida en ello y a poco que aguantas el gas y la derrapada, en seguida te pones en velocidades absurdas. El tacto del acelerador era más directo, pero con esa suavidad y precisión en el primer cuarto de gas que te hacen llevar la moto como si fuera una enduro, por donde quieres.

Triumph Scrambler 1200 XE 2024 Prueba 59El inconveniente que vas a encontrar es el obvio, la ergonomía. En realidad es casi perfecta, llevas una posición no tan de enduro, no cargas tanto peso realmente en la rueda delantera sino que llevas una postura más erguida, más trail digamos. Las estriberas agarran perfectamente, el asiento plano es ideal y la moto en general no es ancha. Lo único que a más de uno le dará TOC es esa asimetría que comentábamos anteriormente, que por supuesto ya cuentas con ella al comprarte la moto, pero bueno, está ahí cuando necesitas tener más apoyo en las piernas como ocurre en el campo. Yo no lo veo un problema real, te haces enseguida a ella, o al menos a mí no me costó pillarle el punto y acostumbrarme, me he sentido cómodo muy rápido y en poco tiempo estaba jugando como quería con la moto.

Por lo demás, unas suspensiones que sin duda son uno de sus puntos fuertes. Super versátiles especialmente si tienes en cuenta que no son electrónicas y, después de una ruta animada por carretera, te ves en el campo pasando por pedregales o pegando saltos con un tacto como si llevaras una moto de enduro. Sí, he saltado un poco con ella y no, no he hecho tope. Una delicia. Lo único que podría deciros si me permitís el apelativo cariñoso, es que es un poco “culona”. Tienes un conjunto en el que inevitablemente se concentra algo más de peso en la parte trasera, y en campo, eso hace que al desalinear el tren trasero acelerando haga que se balancee un poco al volver.

Conclusiones y opinión de la Triumph Scrambler 1200 X y XE

Triumph Scrambler 1200 XE 2024 Prueba 1Ahora la gran pregunta: ¿Está a la altura de una trail? Sin duda. Realmente los poco fallos o cosas mejorables que puedo achacarle a este modelo son bastante obvio, son características intrínsecas de lo que supone esa estética Scrambler.

Por supuesto es una moto preciosa, con un diseño que no caduca y que a cualquiera de nosotros nos encantaría tener en nuestro garaje o irnos de terrazas con ella. Eso lo cumple desde el minuto uno, no hace falta leerse una prueba para llegar a esa conclusión. Pero si buscas algo más, ahí es dónde encontrarás dos modelos ciertamente distintos.

Triumph Scrambler 1200 XE 2024 Prueba 54

Para mí, la versión X es lo que vende a simple vista, una moto con importantes capacidades en carretera, ciertas capacidades off-road –aunque eso no lo hemos probado– pero que tampoco pretende ser una super naked o una Trail asfáltica, es una Scrambler de muy buenas prestaciones y acabados. No la veo tan rival dentro de un segmento Trail-GT digamos, como pudiera ser una Tiger 900 GT, o al menos yo no encuentro motivos por los que alguien pudiera estar debatiéndose objetivamente entre esas dos motos.

Pero ¿y la XE? Reconozco que me moría por probarla. Tuve la suerte de coincidir hace cuatro años con nada menos que Iván Cervantes en la Bassella, quien dio una auténtica Masterclass de cómo exprimir esta moto en campo y demostró que no es solo una cara bonita. Tenía muchas ganas de probarla desde entonces y no me ha defraudado, al contrario, la veo una seria rival de cualquier “pro-trail” de 21 pulgadas a nivel dinámico, tanto en carretera como en campo.

Eso sí, al ir al concesionario buscando una moto de aventura, ha de ocurrir una cosa clave para que te hagas con una XE en lugar de una Tiger: que te guste tanto el diseño y desees verla aparcada en tu garage, como para sacrificar tres aspectos que afectan al confort: la ligera asimetría, no tener protección aerodinámica y no poder llevar grandes maletas con equipaje. Aviso: si te gusta y además tienes la oportunidad de probarla, ten cuidado, es posible que te enamores.

Vídeo-prueba de las Scrambler 1200 2024

Galería de fotos

Scrambler 1200 X

Scrambler 1200 XE