Una filosofía decimonónica 

Entre las novedades que ha presentado Triumph para 2016, sobresalen las nuevas Triumph Boneville T120 y T120 Black. La casa británica presenta una nueva versión de su modelo legendario manteniendo las líneas que le han convertido en una moto histórica, a la que se unen nuevos elementos para que el peso de los años no haga mella en ella.

Todo el mundo que estaba pensando en los modelos con los que Triumph podía sorprendernos, pensaba en la Boneville. Ese modelo por el que Triumph goza de la buena fama en el mundo de las dos ruedas y que conquista nuevos y viejos corazones cada año que pasa. Una moto sobre la que no pasan los años, algo que queda demostrado con las nuevas Triumph Boneville T120 y T120 Black.

Ambas motos recuperan el espíritu de la primera Boneville, nacida en 1959, aunque con diversos elementos necesarios para que esta retro se mantenga igual de juvenil. Estos dos modelos representan de manera fantástica el camino que quiere seguir Triumph con este tipo de motos, mantener las líneas que las hicieron inmortales, a la vez que poco a poco se van haciendo más funcionales.

Una primera muestra de este nuevo carácter está en el motor, donde Triumph ha equipado un propulsor bicilíndrico de 1200cc completamente novedoso en busca de más potencia para todos aquellos entusiastas que quieren experimentar un nivel más de sensaciones sobre ella. Las nuevas Boneville también incorporan novedades en chasis y suspensiones, junto a importantes cambios en el apartado tecnológico, con el ABS de serie, modos de conducción, control de tracción, acelerador electrónico y embrague antirrebote, por mencionar algunos de sus juguetes.

Como en muchas Triumph, las nuevas Triumph Boneville T120 y T120 Black también destacan por poder incorporar una amplia variedad de accesorios para todos los gustos y colores.

Galería de fotos Triumph Boneville T120 y T120 Black