Triumph Glasgow crea una Bobber con supercargador de 135 cv

En Triumph Glasgow han creado una bestia negra y se llama Triumph Bobber Black Supercharged. Se trata de una Bobber a la que han decidido instalar un supercargador y dotarla de 135 cv.


¿Te apetece un Triumph Bonneville Bobber Black con la potencia de la rueda trasera de un Speed ​​Triple y más par que un Ducati Diavel? Pues en Triumph Glasgow han creado la moto que responde a esa petición: Triumph Bobber Black Supercharged.

La Triumph Bobber Black Supercharged utiliza el propio motor de serie de 1200cc de Triumph: el bicilíndrico paralelo de 76 cv T120. Para lograr los 135 cv a la rueda, el equipo de preparaciones de alto rendimiento TTS Performance Parts ha tenido que dedicarle muchas horas de trabajo para instalar el supercargador Rotrex dentro del chasis original sin tener que modificar nada.

Lo más reseñable de todo es que cuenta con accesorios originales Triumph, como el reloj de presión, el manillar Triumph Speedmaster beach, el amortiguador trasero FOX (dentro del catálogo Triumph) o el escape de la Triumph Thruxton así como su pantalla frontal.

La pintura de esta Triumph Bobber Black Supercharged corre a cuenta de 8 ball, que junto a los escapes recubiertos de cinta anticalórica y los neumáticos Avon Cobra de flanco blanco, le dan a esta Bobber tan especial un toque más exclusivo si cabe.

El director general de Triumph Glasgow, Martin Rees explicó: «La Bobber es una moto que se presta muy fácil a modificaciones, pero queríamos hacer algo realmente loco. Hablamos de ponerle un turbo o nitroso, pero queríamos preservar la fiabilidad. El motor (internals) está de serie».

El gran éxito de esta creación es que preserva su docilidad y las sensaciones a baja velocidad, siendo por supuesto una moto fácil y agradable de conducir. Con el aumento de potencia se puede pensar que se trata de un monstruo, pero nada más lejos… siempre y cuando no enrosques en exceso el acelerador, claro.

La entrega de potencia de esta Bobber Black Supercharged es bastante lineal, a pesar de ser mucho más contundente que la Bobber original. El bramido que sale de los escapes cuando vas “flat-out” es embriagador, aunque si eres fino de oído, también podrás escuchar el silbido del supercargador.

Chasis, caja de cambios, horquilla frontal y los frenos se mantienen igual. Los escapes son a medida a excepción de los silenciosos finales. Aun así, se trata de una moto realmente cara (22.995 libras) pero cargada de actitud, carácter y prestaciones muy superiores a la mayoría de motos grandes actuales.

Puedes conocer mejor la Triumph Bobber Black original en su ficha técnica:

Triumph Bonneville Bobber Black 2018

Motor1.200 ccPotencia77 cv
Peso237,50 kgPrecio14.350 €
La Triumph Bonneville Bobber Black no es simplemente una Bobber más oscura. Esta variante llega con el mismo espíritu, pero con una actitud mucho más agresiva gracias a una rueda delantera de 16", una horquilla más robusta y otros detalles que indudablemente la harán más amenazadora.
Ver ficha completa