El cuarto clasificado de Moto3 viajó en un vuelo en el que había un positivo por coronavirus

Arbolino dio negativo en su prueba PCR, pero tiene que aislarse durante 10 días al haber compartido avión con otra persona que sí dio positivo por coronavirus.


El COVID-19 no sólo va a provocar la ausencia de Valentino Rossi en el GP de Aragón (y probablemente en el GP de Teruel): Tony Arbolino tampoco podrá correr en MotorLand Aragón este fin de semana. El cuarto clasificado del campeonato, que viene de hacer podio en Le Mans y está metido en plena lucha por el título de Moto3, a 20 puntos de Albert Arenas, se perderá la cita de este fin de semana sin ni siquiera haber dado positivo por coronavirus.

El piloto italiano tiene que guardar una cuarentena de 10 días tras haber viajado en el mismo avión que una persona que sí había dado positivo, lo cual se considera un contacto cercano, por lo que ateniendo a las autoridades sanitarias españolas e italianas, Arbolino debe permanecer en aislamiento durante una decena de días.

El vuelo de la discordia fue el pasado domingo cuando regresaba de Le Mans (París - Milán), lo que ha hecho inevitable que el piloto del Snipers Team se tenga que perder la primera carrera de MotorLand por los protocolos que se han de seguir en estos casos. Todos los ocupantes de ese vuelo se encuentran en aislamiento.

A diferencia de Rossi, que sí dio positivo, Arbolino ha acreditado un resultado negativo en todas sus pruebas PCR, pero se queda fuera de este Gran Premio por protocolo. Ni Dorna ni la FIM han podido tomar cartas en el asunto, ya que en una situación así son las autoridades locales (en este caso, las italianas) las que tienen la última palabra. Se espera que Arbolino pueda reaparecer la próxima semana en el GP de Teruel, pero su ausencia en esta undécima cita de la temporada pone muy cuesta arriba sus opciones de título.

Deja un comentario

Volver a la home