Hablamos con el francés tras su cuarta victoria en Madrid

Tom Pagès volvió a ganar en el Red Bull X-Fighters de Madrid. El francés deleitó al público con una actuación prácticamente perfecta, en la que su Front Flair brilló con luz propia. Sin embargo, la cuarta victoria podría ser la última en el X-Fighters. Con él hablamos al término del evento en Las Ventas.


El palmarés del Red Bull X-Fighters tiene un claro dueño en Madrid desde 2013, año en el que Tom Pagès empezó a reescribir la historia en la Plaza de Toros de Las Ventas. El francés se ha convertido en el gran ídolo de la afición que año tras año llena el coso madrileño, y que durante las cuatro últimas temporadas se ha rendido a la destreza del espectacular rider de Nantes.

Red Bull X-Fighters 2016 - 35
El pasado año igualó los tres triunfos que el mítico Travis Pastrana había conseguido en Las Ventas, con la diferencia de que Pagès era el único que los había logrado de forma consecutiva, pero aún quería ir un paso más allá. El pasado viernes, en el 15º aniversario del Red Bull X-Fighters en Madrid, Tom tenía el reto de ser el primer rider en la historia en ganar cuatro veces en el ruedo madrileño y lo consiguió tras una actuación espectacular. «Es increíble ganar por cuarta vez consecutiva, una sensación fantástica. No sé qué sigue ahora; me dije a mí mismo que si volvía a ganar aquí quizá era el momento de parar, pero es una decisión difícil», nos dice.

La edición 2016 del Red Bull X-Fighters que no empezó bien para el francés, 12º clasificado en entrenamientos tras sufrir dos caídas, una de ellas llegando a impactar contra los cables de televisión. Pese a ello, estos contratiempos no se saldaron con ninguna lesión ni le afectaron de cara al evento: «Las dos caídas fueron duras, pero pienso que la presión y la adrenalina me han mantenido bien. Sin duda el público me ha empujado y no he sentido nada de dolor».

Del póquer de triunfos, Pagès no es capaz de elegir uno que le haya marcado más que el resto: «Todas son diferentes y todas son importantes. Ganar aquí en 2013 me dio el campeonato, al año siguiente estrené el Bike Flip y algunos nuevos trucos, la del año pasado significaba la tercera victoria consecutiva que nunca se había conseguido antes, y este año la cuarta ya… Es un sueño hecho realidad», nos comenta. Su relación con la capital de España es perfecta: «Madrid es muy especial. Me encanta estar aquí, me encanta el público y me siento muy feliz por estar de nuevo en el podio», dice al respecto.

Red Bull X-Fighters 2016 - 20

Pero posiblemente el nuevo triunfo de Pagès puede ser el último en Madrid. El francés se plantea que este pudiera ser su último X-Fighters y aún no tiene claro su futuro: «Lo próximo ahora es seguir practicando nuevos trucos y quizá realizar mis propios eventos», aunque no le cierra las puertas a volver a Madrid: «Si estoy preparado el próximo año, quizá volveré para intentar ganar por quinta vez consecutiva. No lo sé, necesito tiempo para pensar sobre mi futuro y para pensar qué será lo próximo que haga, y no sé si estaré preparado para Madrid».

Por último, Pagès también quiso destacar el rendimiento de sus rivales en la final, a los que ganó por unanimidad de los jueces pero que no se lo pusieron nada fácil: «Josh Sheehan y Clinton Moore tienen un gran nivel. Al final son los jueces los que deciden, pero el doble backflip de Josh es realmente especial, sin duda».