Segunda victoria del año para el actual campeón de Moto2

Fin de semana redondo para Tito Rabat. Salvo el FP1 y la vuelta rápida en carrera, el piloto del Marc VDS ha conseguido todo lo posible en el fin de semana del GP de Aragón, 14º prueba de la temporada de un mundial de Moto2 que presumiblemente tiene dueño. Con esta victoria, Tito reduce la diferencia con el líder del certamen, Johann Zarco, hasta los 78 puntos, aunque más importante aún según el propio piloto, la aumenta hasta los 22 puntos respecto a Álex Rins, el hombre con el que se ha disputado la victoria hoy, en la lucha por el subcampeonato.

Rabat - Motorbike Magazine

Volvíamos a ver a un Tito Rabat feliz nada más que cruzaba la línea de meta en Aragón. En una carrera interrumpida por la caída de Aegerter y Simeon, y reducida a 14 vueltas, Tito ha vuelto a hacer lo que le gusta: ganar. Esta es su segunda victoria tras la cosechada en Mugello, en una temporada complicada en la que aún así lucha por el subcampeonato, y ha firmado su noveno podio, cuarto consecutivo: «Ha sido una carrera complicada, más de lo que pensaba, porque hemos parada y el neumático tiene unas primeras cinco vueltas muy buenas pero después ya baja un poco. Álex y Sam creo que han montado el blando, y tenían un punto más y después les caía menos -refiriéndose al agarre-. Pero quería ganar aquí en casa y lo he dado todo, como siempre. En la última vuelta sabía que Álex no lo iba a dejar, se iba a enganchar y lo iba a intentar. Así que las últimas tres vueltas he descansado, y cuando él ha atacado he sacado toda la adrenalina que tenía guardada y he dicho: “¡a por todas!”. Esta vez ha salido bien, pero así son las carreras en Moto2, no te puedes escapar, es muy difícil, porque las ruedas aguantan mucho y a todos por igual, así que hay que luchar hasta la última curva. Estoy muy satisfecho por el equipo, por Öhllins -su marca de suspensiones- por el trabajo que están haciendo, y por mí».

Con Zarco rodando en un grupo secundario del que escaparía con un sexto puesto final, la carrera de hoy en la categoría intermedia ha estado protagonizada por los dos pilotos que más en forma están junto al francés. Rabat y Rins luchan por el subcampeonato, y hoy se las han tenido que ver en la pista, hasta la misma última vuelta, con el ganador situándose ahora Rabat Rins - Motorbike Magazinea 22 puntos de ventaja sobre el rookie de Sito Pons. «Estaba pensando: “hay que hacer algo diferente, porque ya me conoce”. Así que me he quedado por el interior y cuando la cabeza me decía de abrirme me lo he negado a mí mismo y me he quedado por el interior. En la última curva he entrado colado, me he abierto, y cuando me he vuelto a cerrar solo quería avanzar hacia delante, llegar a meta». Compañeros de la prensa especializada no han tardado en preguntar a Tito si esta era su mejor última vuelta: «No, también he hecho otras últimas vueltas muy buenas, pero esta sin duda será para recordar».

Desde que dominase el primer día de entrenos libres en Motorland, Tito daba la sensación de volver a encontrarse cómodo encima de su Kalex. Sin embargo, durante todo el fin de semana el barcelonés se ha encargado de negar esta apreciación, alegando que aunque este fin de semana haya estado siempre arriba, aún no llega a encontrar las sensaciones que le gustarían con su moto: «En carrera hoy hemos vuelto a tener un poco de rebote. Cuando forzamos de delante nos viene chattering. Pero sí que es verdad que en cuanto a agilidad, en cuanto a precisión en la rueda delantera, hemos ganado muchísimo. Pero falta mejorar, porque cuando soltamos el freno, hay un momento en el que otros pilotos se pueden fiar más rápido. Así que hay que encontrar eso, no terminamos de tener esas sensaciones este año con este neumático, pero seguiremos trabajando como hemos hecho hasta ahora para que en estas últimas cuatro carreras podamos dar otro pasito».

Tito Rabat Estrella Galicia Marc VDS Moto2 Aragón 2015 - Motorbike MagazineLa crónica:

Tito Rabat se impone a Álex Rins

en un duelo estelar

A falta de cuatro carreras y con 78 puntos de desventaja respecto al líder de la general, Tito solo piensa en ganar: «Ya no tenemos nada que perder. Solo queda ganar, y hoy en casa quería ganar como fuera. No pensaba en que Zarco podía ser campeón, y si lo era, sería porque me había caído supongo… (risas)». Parece que el objetivo de Tito de aquí a final de año es despedirse por todo lo alto de una categoría en la que ha conseguido lo máximo. El año que viene, a MotoGP, y mañana ya tendrá su primera toma de contacto con la Honda de Scott Redding: «Mañana el regalo».