Rabat sustituirá a Martín en Jerez

El sustituto de Jorge Martín en Jerez, Tito Rabat, habla sobre cómo afronta este momentáneo regreso a MotoGP en las filas del Pramac Racing antes de embarcarse en su verdadero reto para este 2021, que es el Mundial de Superbike.


Tito Rabat volverá a alinearse en la parrilla de MotoGP este fin de semana después de haber tenido que hacer las maletas hacia el Mundial de Superbike. El barcelonés regresa de forma puntual en Jerez, donde sustituirá al lesionado Jorge Martín en las filas del Pramac Ducati.

Fue Paolo Ciabatti, director deportivo de Ducati, quien le comunicó que existía la posibilidad de ser el sustituto de Martín. Así se enteró de ello: «Estaba entrenando en motocross y Paolo Ciabatti me llamó, pero no lo vi. Al terminar el entrenamiento me llamó y me dijo: "Tito, te he llamado para ofrecerte la moto, pero como no has contestado he cogido a otro piloto" y yo le dije: "¿¡Qué!?". Paré de hacer motocross y durante el primer medio segundo me creía que me lo decía de verdad», recordaba entre risas. «Me puse bastante contento y salí corriendo hacia la furgoneta para volver a casa», añadía.

Paradójicamente, ha sido ahora, cuando ya no estaba en MotoGP, el momento en el que le ha llegado la oportunidad de contar con el material más competitivo que ha llevado nunca en la categoría reina. Dispondrá de una Ducati Desmosedici GP21 calcada a la de los pilotos oficiales de la marca italiana, aunque llega sin ningún rodaje previo con ella y tras cinco meses sin subirse a una MotoGP. Tiene un mix de sensaciones: «Estoy entre contento, acojonado... Es una sensación preciosa. Es una oportunidad, pero no me subo a una MotoGP desde Portimao del año pasado, las cosas como son. Es un reto grande, que puede salir bien o bien, no hay nada más. Lo haré lo mejor que sé y trabajaré centrado, calmado. Es la primera vez que trabajaré con un equipo oficial, así que nada más hay que aprender».

Asegura que no afronta este fin de semana con el ánimo de reivindicarse y dejarse ver: «Es una súper oportunidad, pero más de lo que sé hacer no voy a hacer. La única vía que veo es estar tranquilo y no esperar nada del fin de semana. Estar atento a lo que estoy haciendo, hablar bien con los técnicos, estar fuerte y descansado, dando 100%. Lo veo también como una pretemporada cojonuda, porque tengo esta carrera, si va bien tengo un test la semana que viene, después tengo otra carrera en Le Mans y luego la primera carrera de Superbike, que es donde voy a correr este año, así que puedo llegar allí con mucho rodaje y buenas sensaciones. Por el momento, en lo que pienso es en que estoy feliz y bien, y nada más. Pienso en salir a pista, disfrutar, aprender y tratar de ir lo más rápido posible y ya está», comentaba Rabat en su intervención ante la prensa a través de Zoom.

El piloto del Pramac Racing matizaba sobre la posibilidad de correr también en Le Mans, en caso de que Jorge Martín aún no esté recuperado de la lesión: «Si Martín no puede volver, yo hago buen trabajo y hago lo que tengo que hacer, tendré la posibilidad de Le Mans. Espero que Martín vuelva pronto, especialmente pensando en Mugello, porque si allí él aún no está recuperado, yo tampoco puedo ir y será un problema», apuntaba Tito, que en el fin de semana de Mugello (29-30 de mayo) tiene carrera de Superbike en Estoril.

Deja una respuesta

Volver a la home