Tito Rabat recibe el alta tras su fuerte caída en los test de Montmeló

Tras pasar la noche en el hospital a causa de la fuerte caída que sufrió en los test de Montmeló, Tito Rabat ya ha sido dado de alta. La última ecografía ha determinado que no es necesaria ninguna intervención, aunque se le ha inmovilizado el brazo izquierdo. El próximo martes se someterá a las últimas pruebas para determinar si puede correr en Mugello la semana que viene.


Tito Rabat dio el gran susto ayer durante la segunda y última jornada de entrenamientos privados en el Circuit de Barcelona-Catalunya, unos test privados organizados por Michelin para que los pilotos y equipos de MotoGP pudieran familiarizarse con la nueva configuración del trazado catalán y con su reciente reasfaltado. El piloto del Reale Avintia sufrió una grave caída por la mañana, en la que se incendió su Ducati Desmosedici GP17 y tras la que fue trasladado al Hospital Quirón Dexeus de Barcelona.

Allí se le sometió a varias pruebas, en las que se le detectaron una ruptura muscula grado 3 del flexor profundo de los dedos, una ruptura muscular grado 2 del flexor cubital del carpo, una contusión en el nervio cubital y un edema óseo en la epitróclea u olécrano. Rabat pasó la noche en el hospital y este jueves se le ha hecho una nueva prueba, una ecografía en la que se ha diagnosticado la ruptura muscular de 3 cm de apertura.

De acuerdo con el Dr. Xavier Mir se ha decidido no realizar ninguna intervención, puesto que no es necesaria, y se ha inmovilizado el brazo izquierdo del piloto barcelonés, que pondrá rumbo a Valencia para comenzar la recuperación. Allí se le aplicará una cédula especial que le permitirá realizar sesiones de crioterapia para acelerar la recuperación, con el único objetivo en mente de estar presente en el GP de Italia de la próxima semana. Rabat será sometido a una nueva ecografía el próximo martes en Barcelona, donde los médicos valorarán si está en condiciones de viajar a Mugello para disputar la sexta cita de la temporada.

Tito Rabat: «Ya hemos salido del hospital y ha sido muy positivo todo, tanto los cuidados recibidos en el Circuit como aquí en la Dexeus, el Dr. Charte y el Dr. Mir, me han atendido súper bien. Ayer pensábamos que iba a ser muy difícil llegar a Mugello, porque tendrían que operar, pero esta mañana hemos hecho otras pruebas y vamos a pasar la semana con el brazo escayolado. El martes que viene haremos nuevas pruebas. Este año lo estamos haciendo muy bien, somos muy competitivos y vamos a intentar llegar lo mejor posible. Quiero dar las gracias por todas las muestras de apoyo y ánimo que he recibido desde el accidente».