Con monkey-bikes por el Sáhara

The Monkey Run es un peculiar viaje por el desierto del Sáhara a lomos de varias monkey-bike, una auténtica aventura de más de 1.000 km con una moto que no está pensada, en absoluto, para un desafío de este tipo. ¿Te atreves?



Os hablamos de The Monkey Run. Como adelanta en su nombre, os hablamos de un viaje que se hace sobre monkey-bikes, pero con la peculiaridad de hacerlo en el desierto del Sahara.

Este evento ya tuvo su primera edición en abril de 2016 en el que 14 participantes (valientes o inconscientes, según se mire) fueron llevados lejos de Marrakech a un lugar desconocido y con el único objetivo de llegar a la costa del Atlántico en seis días, un destino que se encontraba a unos 1.000 km de distancia. ¿La única pega? Hacerlo a lomos de una monkey-bike. Quien no sepa qué es exactamente esta moto de 49 cc, la organización lo resume así: «Si una gigantesca moto trail todoterreno es una forma de anunciar al mundo que la tienes pequeña, una monkey-bike sirve para recordar que los tienes como el caballo de Espartero» (valga esta traducción más o menos libre…).

Una monkey-bike es realmente pequeña, a la altura de la rodilla, por lo que es totalmente inapropiada para afrontar una buena tirada de kilómetros por el desierto… ¿Y? La Monkey Run trata de eso, de divertirse. Además, se trata de una moto ligera con la que puedes cargar en momentos críticos. No existía ruta y había que cruzar las montañas del Atlas, perderse y entrar en contacto con desconocidos para encontrar la mejor ruta o solicitar cierta ayuda.

Sin duda, un viaje memorable para la mayoría, disfrutando del paisaje del desierto, durmiendo bajo el cielo en pleno Atlas, pasando por carreteras difíciles, cruzando ríos, haciendo nuevos amigos…

La organizadora de The Monkey Run ya está preparando la siguiente edición, que ya está completada. Si quieres echar un vistazo a sus aventuras, entra en www.theadventurists.com.