Dani Pedrosa sufre dos caídas, pero acaba con buenas sensaciones

El primer día de Dani Pedrosa en Qatar no ha sido del todo productivo. El piloto del Repsol Honda estaba llevando a cabo un positivo inicio en Losail, pero dos caídas han frenado su progresión y han reducido su jornada de trabajo a sólo 37 vueltas, siendo el piloto que menos ha rodado en este día inaugural de test.


Con este complicado panorama vivido en el primer día en Qatar, Dani Pedrosa no ha podido pasar de la 11ª posición, aunque se ha quedado a poco más de medio segundo del tiempo de Viñales, una diferencia pequeña si se tiene en cuenta lo poco que ha podido rodar el de Castellar del Vallés. Dani ha concluido justo por detrás de otras dos Honda, las de Crutchlow -9º- y Márquez -10º-, a 19 y 10 milésimas de ellos, respectivamente.

Lo más positivo es que ninguna de las caídas ha tenido consecuencias físicas para Pedrosa, pese a que la segunda ha sido más peligrosa en la curva 2. De hecho, por redes sociales ha aparecido una imagen de la agencia ‘Milagro’ en la que se aprecia un buen “revolcón” de Pedrosa en esa caída. Él mismo ha comentado lo que le ha sucedido: «Hemos empezado el día bien, haciendo buenas tandas, teniendo en cuenta que aquí el primer día la pista siempre está un poco sucia. Por desgracia, primero he tenido una pequeña caída que quizás ha sido por mi culpa y, unas vueltas después, he tenido otra en la curva 2 que ha sido más fuerte. Tal vez he pasado por un bache o me he salido un poco de la trazada, no lo sé; seguramente ese punto es delicado y se me ha cerrado el tren delantero. Después hemos decidido parar por hoy».

Pese a todo, el #26 cierra el día satisfecho: «Aparte de eso, las sensaciones con la moto eran bastante buenas y hemos podido mantener un buen ritmo».

La Honda RC213V de 2018 está rindiendo a un buen nivel en todos los circuitos y Pedrosa destaca que la puesta a punto, teniendo en cuenta que en dos semanas se disputa en Qatar la primera cita del año, es el aspecto principal en el que trabajar: «Mañana seguiremos trabajando en la puesta a punto, veremos si la pista mejora y qué neumáticos utilizaremos. Este trazado es exigente, porque cada día las condiciones cambian y la temperatura cae muy rápidamente cuando anochece, así que intentaremos dar más vueltas tratando de encontrar la mejor configuración antes de empezar pruebas más concretas».