Maverick Viñales manda en la última jornada de test

El test de MotoGP 2018 que Michelin organizó en el recién reasfaltado Circuit de Barcelona-Catalunya ha finalizado con Maverick Viñales en lo más alto de la tabla de tiempos. El piloto del Movistar Yamaha ha rodado en 1:38.974, por debajo del récord de la pista, superando a Zarco y Lorenzo.


Maverick Viñales y Yamaha tratan de aprovechar al máximo cada jornada de test para solventar los problemas que arrastran desde hace más de un año. Así ha sido este miércoles en el Circuit de Barcelona-Catalunya, donde ha tenido lugar la segunda y última jornada de los test privados que ha organizado Michelin. Para la cita de este año el trazado catalán ha sido reasfaltado, y además se hicieron obras para atrasar la tribuna de la antigua curva 12 -actual curva 13-, para que las competiciones de motociclismo volvieran a la configuración antigua y no continuasen realizando la chicane que se empezó a usar tras el accidente en el que Luis Salom perdió la vida en 2016.

Además, estos test servían a Michelin para establecer una base en el desarrollo de sus neumáticos para el nuevo asfalto de Montmeló, y tanto a pilotos como equipos para familiarizarse con las novedades que presenta el circuito. Estos entrenamientos constaban de dos días, pero la lluvia del martes hizo que la actividad fuese bastante escasa: sólo las marcas sin limitación en jornadas de test -KTM, Suzuki y Aprilia- salieron a pista en ese primer día. Este miércoles lo han hecho el resto de equipos presentes, entre los que no estaban ni Pramac Racing, ni el Marc VDS, ni el Ángel Nieto Team.

La jornada ha comenzado con sobresaltos. Ha habido dos banderas rojas en las primeras horas; una por un problema técnico en la Yamaha de Maverick Viñales, y otra por una fuerte caída de Tito Rabat, tras la cual se ha incendiado su Ducati Desmosedici GP17. El barcelonés quedó tendido en el suelo durante unos minutos y fue atendido por el personal médico del circuito. Tras unas primeras exploraciones en el centro médico, fue trasladado al Hospital Quirón Dexeus, donde se le sometió a más pruebas que descartaron que tuviera fracturas. Más tarde se le realizó una resonancia para descartar que tuviera lesiones en los ligamentos del codo izquierdo. Según ha informado el Reale Avintia Racing, Rabat permanecerá esta noche en el hospital y mañana será sometido a una ecografía en su brazo izquierdo.

Viñales vuela por la tarde


Hubo más banderas rojas durante el día. Otra de ellas llegó por una caída de Dani Pedrosa a mitad de la jornada. Recordemos que era la primera vez en la que MotoGP rodaba con esta configuración de pista (sin curva La Caixa al inicio del último sector y con las dos rápidas a derechas que se utilizaban antes del accidente de Salom), por lo que no había ningún récord exacto que tener como referencia.

No obstante, los tiempos estaban siendo rápidos debido al reasfaltado y a las buenas condiciones que se han vivido este miércoles en Montmeló. Viñales, el más ‘currante’ del día con 67 vueltas a sus espaldas, conseguía al final de la jornada romper la barrera del 1:39 y se hacía con el mejor crono del día al rodar en 1:38.974, superando en casi tres décimas a Johann Zarco y a Jorge Lorenzo. La cuarta plaza era para la primera Honda, la de Cal Crutchlow, con Andrea Dovizioso en la quinta plaza, Valentino Rossi en la sexta y Marc Márquez en la séptima a más de siete décimas.

Por su parte, Dani Pedrosa finalizaba 13º tras haber dado un total de 62 vueltas. El piloto de Castellar del Vallés afirmó el otro día en Le Mans que lo que podrían dar de sí estos test era una incógnita por el dolor de cadera que arrastraba tras la caída en Jerez, pero parece encontrarse mejor, ya que ha sido el segundo piloto que más ha rodado.