La Suzuki RGV250 como John Hopkins en MotoGP Laguna Seca 2005

El propietario de esta increíble Suzuki RGV250 quiso imitar la decoración especial que llevó John Hopkins en el Gran Premio de MotoGP de Laguna Seca 2005, con los emblemas y colores de Red Bull como protagonistas.


A veces nos quedamos enamorados de una moto de competición, sus formas, su decoración, su sonido… Si a esto además le unimos una moto icónica de calle como es la Suzuki RGV250, el resultado puede ser la bomba.

El propietario de esta espectacular Suzuki RGV250 es Jared Miller, de Sudáfrica, concretamente la versión VJ22 (1991-96). Tanto él como su padre llegaron al constructor Duane Ceotzee con un motor de una Suzuki RGV250SP VJ22, con su chasis y un viejo carenado para ser reconstruidos. El resultado final era un antiguo anhelo de Jared, hacer un tributo a la Suzuki de MotoGP de John Hopkins con la que compitió en Laguna Seca 2005, con una decoración especial de Red Bull.

A su alrededor, hubo que ponerle un carenado al que hubo que hacerle algunos ajustes. Por dentro, la moto fue completamente desarmada para limpiar a fondo el chasis y el basculante. Además, toda la tornillería original se ha mantenido pero limpiándolos y renovándolos para que estén protegidos frente a la corrosión. Al volver a montar todos los componentes, aprovecharon para introducir mejoras como un monoamortiguador trasero Nitron ajustable con remoto mientras que la horquilla se ha reconstruido con material de Andreani, ahora ajustable totalmente, con tubos dorados ajustados a la tija triple y los semimanillares Tyga, marca que nos ha dado a conocer esta bestia 2 tiempos. Las llantas han sido recubiertas y con nuevos neumáticos Bridgestone. Los frenos y las coronas también se han limpiado al máximo. El freno delantero tiene una bomba Brembo RCS19 con dos gigantes pinzas Tokico de 3 pistones. Detrás, optan por pinza Brembo con disco Tyga, misma marca que las estriberas.

Cilindros y pistones estaban en las medidas originales, pero el cigüeñal estaba desajustado, lo que se aprovechó para dotarlo de nuevos componentes. El motor lo abrieron completamente y limpiado para después montarlo ya con nuevas juntas y sellos. Los escapes con silenciador de carbono Tyga dan un plus de garra, además de la unidad de control de potencia SAPC deslimitada que le da a la moto prestaciones de competición.

Para la decoración de esta Suzuki RGV250 Red Bull, contaron con Fanie de GSC Custom y el resultado ha sido realmente atractivo y fiel. La instrumentación es KOSO, que pega muy bien con el estilo de gran premio del resto de la moto. Sin duda alguna, la Suzuki Gamma 250 final es espectacular.