Con combustible de origen biológico y materiales renovables

Suzuki ha anunciado su regreso a las 8 Horas de Suzuka 2024 con un equipo de fábrica. Los de Hamamatsu han explicado su nuevo proyecto de competición más sostenible.


Suzuki Motor Corporation participará en la 45ª edición de las 8 Horas de Suzuka 2024, que se celebrará en el mítico circuito japonés del 19 al 21 de julio. Lo harán con un bonito diseño en su GSX-R1000 y utilizando combustible de origen biológico y materiales renovables.

Como ya se habló en su salida de MotoGP y el Mundial de Resistencia en 2022, Suzuki estaba buscando un futuro más sostenible, y su gasolina en las 8 Horas de Suzuka de este año es un ejemplo de ello. El equipo oficial, llamado Team SUZUKI CN CHALLENGE, utilizará un combustible de la marca Elf con un 40% de origen biológico y certificado por la FIM.

Pero esta Suzuki GSX-R1000 incluye más material renovable. Sus neumáticos Bridgestone han sido fabricados con material reciclado y son reciclables. Su aceite MOTUL también tiene una base de origen biológico y sus carenados son de fibra de carbono reciclables. Aunque no sea precisamente renovable, destaca a simple vista por su escape Yoshimura, además de sus colores que tanto identifican a la firma de Hamamatsu.

Su jefe de equipo será Shinichi Sahara, pero todavía se desconocen sus tres pilotos titulares. El objetivo final de este equipo es poner a prueba en la mítica carrera de resistencia estas nuevas tecnologías y materiales que son respetuosos con el medio ambiente. Toda la información que obtenga Suzuki durante la prueba podría trasladarse a sus motos de serie en un futuro.

Tsuyoshi Tanaka, Director General Ejecutivo de Suzuki, explicó este nuevo proyecto en competición: «Creo que esta iniciativa puede ser significativa para lograr la neutralidad de las emisiones de carbono, especialmente para las motocicletas de cilindrada media y grande, que se cree que seguirán siendo necesarios los motores de combustión. Puedo decir con confianza que las carreras de resistencia son la competición ideal para probar y desarrollar no sólo combustible, sino también diversos elementos sostenibles».