La marca suiza deja el Mundial por falta de demanda de su chasis

Por segunda vez en tres años, Suter ha decidido abandonar el Campeonato del Mundo de Moto2. Sólo el Dynavolt Intact estaba interesado en llevar el chasis suizo, lo que ha hecho a la marca tomar la decisión de irse. Ante esta tesitura, el equipo en el que Xavi Vierge y Marcel Schrotter estarán el año que viene ha apostado por Kalex.



Si has llegado hasta aquí, posiblemente esta historia te suene. Te puede parecer un deja vú, pero no es así, vuelve a ser noticia: Suter abandona el Mundial de Moto2. El fabricante suizo, Campeón del Mundo de la categoría intermedia con Marc Márquez en la temporada 2012, ha decidido poner punto y final por segunda vez a su andadura en Moto2.

Este anuncio es calcado al que hicieron a finales de 2015; faltaron al año siguiente, pero con el desarrollo de un nuevo prototipo se decidieron a entrar de nuevo en 2017, temporada en la que han contado con cuatro motos, las dos del Kiefer Racing y las del Dynavolt Intact. Consiguieron la victoria con Aegerter en Misano, triunfo del que fueron desposeídos un mes después por haber utilizado un aceite no homologado. Pese a que el fabricante suizo no estuvo al nivel previsto, ni en el Mundial ni en el FIM CEV, los planes parecía que pasaban por seguir con cuatro motos en la parrilla del año que viene. Pero no será así…

Al no haber llegado a un acuerdo con el Kiefer Racing para seguir trabajando con el equipo alemán, Suter ha decidido que para tener sólo dos chasis -los de Dynavolt Intact- es mejor no estar, directamente. «Desde un punto de visto estratégico, esto no justifica continuar en el Mundial de Moto2», ha dicho el máximo responsable de la marca, Eskil Suter.

Pese a que el Dynavolt Intact sí tenía previsto seguir con Suter, la marcha de la firma helvética del Mundial ha hecho que el equipo tome la decisión de firmar con Kalex para el próximo año, tal y como han anunciado este viernes. Será finalmente la moto que lleven Xavi Vierge y Marcel Schrotter el próximo año.

El fabricante suizo se centrará ahora en seguir trabajando en el desarrollo de su joya de dos tiempos, la Suter MMX 500, que la semana pasada estuvo rodando en Jerez con el CEO de la marca.